102.000 € para cuidar el campo de golf de la base aérea de Torrejón: más despilfarro militar

Imagen de Val D’Aquila

Fuente:  Vozpópuli.com

Estos 102.000 € que, claramente, son despilfarro, están en una partida mayor, de 626.580 € para el

«servicio de conservación y mantenimiento de jardines y zonas rústicas» de dicha base.

También nos llama la atención las extensiones de la base de Torrejón (420 hectáreas), porque el contrato de marras contempla cuidar:

  • las praderas y zonas ajardinadas:  262.116 metros cuadrados
  • las zonas rústicas, con 3.250.183 metros cuadrados, y
  • el campo de golf, de una extensión de 693.800 metros cuadrados.

Impresionantes las dimensiones del campo de golf torrejonero:

Este campo de golf es el de mayor amplitud de los que pertenecen al Ministerio de Defensa. Diseñado por Marcelino Sota, consta de 18 hoyos, par 72, dos putting green, búnker de prácticas, driving range (puestos estáticos), vestuario, duchas, parking, escuela de golf y casa club.

Pero estos 693.800 metros cuadrados dedicados al golf militar no son los únicos:

  • Existe otro complejo golfístico en Cuatro Vientos (Madrid), de 9 hoyos y que cuenta con el Centro Deportivo y Sociocultural del Ejército del Aire Barberán y Collar, que dispone de un espacio de 139.000 metros cuadrados de calles, y, en las proximidades el Centro Deportivo y Sociocultural Militar del Ejército de Tierra ‘La Dehesa’, que cuenta con otro de 10 hoyos.  El Ministerio de Defensa eligió a una empresa de Florentino Pérez, en 2013, para que cuidara el campo de golf de Cuatro Vientos por un importe de 222.000 €.
  • Por su parte, el recinto localizado a 15 kilómetros de la capital aragonesa tiene 9 hoyos y comprende 62.300 metros cuadrados de calles.

El departamento de Morenés afirma que estas instalaciones están pensadas como «un punto de encuentro donde se fomente la convivencia, social y deportiva, y que permita establecer lazos, tanto individuales como colectivos, entre los miembros del Ejército del Aire y aquellos que compartan las instalaciones». El campo también es utilizado por civiles, que abonan sus respectivas cuotas reglamentarias por el uso del espacio verde.

Siguiendo esta lógica, nos podríamos preguntar ¿para cuándo un campo de golf en las instalaciones del Hospital de La Paz?, por ejemplo.  Sin embargo, a todos nos parecería una sinrazón.  En cambio, los militares gozan de bula y de impunidad y nadie se pregunta nada.

Y todo el mundo golfístico del Ministerio de Defensa se hace muy a conciencia:

La base área de Torrejón ha acogido los sucesivos Torneos de Golf del Ministerio de Defensa, contando incluso con la presencia del propio Morenés. El titular de esta cartera en el Gobierno Rajoy acudió, por ejemplo, en 2013 a la entrega de trofeos de este campeonato. Estas citas pueden reunir a más de 200 participantes, que deben ser militares profesionales en activo, reserva, excedencia, servicios especiales o retiro. También hay un cupo reservado para la Guardia Civil y personal civil que trabaja en unidades, centros y organismos del Ministerio de Defensa.

Suponemos que los contribuyentes también pagaremos estos campeonatos, estos privilegios y este ocio militar.

¿Merece este ejemplo el que se inicie una campaña de presión para que las nuevas Cortes promuevan una auditoría de las cuentas de Defensa?

¿Existen alternativas de gasto que defiendan otros intereses?

  • El plan Norma, en Castilla y León, ha abonado 102.000 € a los mayores de 55 años.  Este plan social tiene el objetivo de aminorar la angustia y la ansiedad del desempleado y su familia. Son 102.000 euros evidentemente mucho mejor gastados que los empleados en prebendar al militarismo.
  • El equipamiento del Centro de Adultos de Torrelavega costará 102.000 €. Mucho mejor gasto este que el de las pelotitas de golf de los oficiales estresados.
  • Agroganadería destinará 102.000 € a la recuperación ambiental del puerto de San Esteban de Pravia, en Asturias.

Podríamos seguir en un suma y sigue interminable, pero para demostrar lo evidente tampoco es necesario más.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed