Acuerdos plurianuales de gasto militar en el Consejo de Ministros del 11 de diciembre

Nuestra+portavoz%2C+Isabel+Gil+Rosi%C3%B1a

Svet Ivantchev

Fuente: Consejo de Ministros

No nos sorprende encontrar en los últimos consejos de ministros de la campaña electoral acuerdos que suponen compromiso de gasto militar.

En el Consejo de Ministros de 11 de diciembre, en concreto, se han aprobado dos partidas, la primera, por importa de 17.355.371,92 euros, para servicios de mudanza de material del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos; y la segunda, por 21.392.313,27 euros, para la adquisición de misiles  Envolved SeaSparrow (ESSM) que va a vendernos EE.UU. La suma total supone 38.747.685,19 euros, un pastizal teniendo en cuenta que estamos a menos de un mes para que acabe el año y el presupuesto.

A estas partidas podemos sumar los 89.298.000 euros en el periodo 2015 a 2017, que el mismo consejo de Ministros ha acordado autorizar al Ministerio de Industria para «pre- financiar» por la puerta de atrás programas de vehículos blindados 8×8 y de las Fragatas F100.

Con estos otros programas, el dispendio de gasto militar en época electoral del Consejo de Ministros penúltimo antes de las elecciones se eleva a 128.045.685,15 euros, un verdadero pastizal.

Pero no es todo, porque en el Consejo de Ministros de 4 de diciembre, ya en campaña electoral, aprobaron otro gasto militar más, esta vez para pago de organizaciones internacionales de carácter militar y operaciones en el exterior, por importe de otros 60.017.528,31.

Ello eleva la cifra de gasto militar aprobado en campaña electoral a 188.663.213,46

Desglose por programas:

a) Mudanzas

En cuanto al dineral que el ejército se gastará en pagar mudanzas, el nuevo acuerdo tiene un plazo de vigencia de un año prorrogable por otro y su valor máximo estimado es de 17.355.371,92, euros distribuidos entre julio de  2016 a julio de 2017.

Dos notas a destacar: La primera, que con el abusivo material del Ministerio de Defensa y los ejércitos, sorprende que necesiten servicios de mudanza por el elevado importe en vez de usar para el mismo sus propios medios. Solo falta que con el tiempo nos enteremos de que la empresa encargada de las mudanzas tenga algo que ver con algún cargo político para cuadrar el círculo. La segunda, que se trata de un gastos plurianual, lo que implica que distribuyen el gasto en varios ejercicios presupuestarios y así lo diluyen y esconden, vieja táctica que empieza a aburrirnos por la parte que nos toca de desentrañar las trampas del presupuesto militar.

b) Misiles 

En cuanto a los misiles, se trata de un gasto plurianual y según la nota del Consejo de Ministros

se prevé la compra de misiles telemétricos ESSM Bloque 1 SBT, con software Lot.E. Estos misiles son el mismo modelo que tiene España, pero dispondrán de las últimas actualizaciones de hardware y tendrán cargado el más reciente software Lot. E, que supone mejoras con el software actualmente cargado en nuestros misiles, Lot. C.

Las mejoras de hardware permiten aumentar el período de mantenimiento de los misiles de seis a ocho años, lo que supone una reducción de costes. Dispondrán, además, de un telémetro compatible con la cabeza de combate, lo que facilita la obtención de información de los parámetros del misil cuando se lance en ejercicios, pudiendo mejorar las tácticas de uso y realimentar las bases de datos.

El importe total en euros por anualidades se distribuye del siguiente modo: 6.784.660,99 euros para el año 2015; 3.328.645,76 euros, en 2016; 7.199.963,74 euros, en 2017; y 4.079.042,78 euros, en el año 2018. La duración prevista del contrato tendrá lugar desde su formalización hasta el 31 de diciembre de 2018.

Al parecer, ya contamos con misiles de estas características que aún no hemos tirado a nadie, pero resulta que los americanos han hecho mejoras en el hadware de los mismos y ya no estamos a la moda. Por eso la nota del Consejo de Ministros señala que la razón de la compra es ahorrar con la mayor eficiencia de los nuevos misiles, algo difícil de comprender, porque, pongamos por caso, si uno se compra una nevera y luego compra otra más eficiente, llamar ahorro al doble gasto y no doble gasto es ser, cuando menos, muy cándido o un tanto rarito. Dice la nota consejoministeril.

 Las mejoras de hardware permiten aumentar el período de mantenimiento de los misiles de seis a ocho años, lo que supone una reducción de costes. Dispondrán, además, de un telémetro compatible con la cabeza de combate, lo que facilita la obtención de información de los parámetros del misil cuando se lance en ejercicios, pudiendo mejorar las tácticas de uso y realimentar las bases de datos.

c) Prefinanciación a interés cero de PEAS

Ya fuera del Ministerio de Defensa, se compromete un tercer gasto, esta vez para la pre-financiación de compra de programas de armamentos innecesarios, escondiéndolos en cinco plazos de pago y en pagos realizados como créditos a interés cero por parte del Ministerio de Industria. Dice la nota

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la celebración de un convenio de colaboración con la UTE formada por Indra Sistemas S.A., Santa Barbara Sistemas S.A. y Sapa Operaciones S.L. (UTE VCR 8×8), en el que las partes establecen el marco de colaboración para ejecutar programas tecnológicos relativos al futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas 8×8 (VCR 8×8).

Estos créditos, como decimos, se dan a interés cero,

Los programas serán financiados por el Ministerio de Industria mediante la aportación de anticipos reembolsables a interés cero por importe de 89.298.000 euros en el periodo 2015 a 2017, repartidos de la siguiente manera:

Año 2015: 40.801.200 euros.

Año 2016: 30.637.200 euros.

Año 2017: 17.859.600 euros.

Y, con la misma cara dura de siempre, se añade que estos programas traerán grandes retornos al permitirnos la producción futura de este tipo de vehículos (como si fuera de las armas y los ejércitos estuvieran vendiéndose por ahí este tipo de vehículos), lo cual además nos dice indirectamente que están pensando en una producción masiva para la venta de vehículos militare y exportación de armas y conflictos.

La prefinanciación de los programas tecnológicos asociados al VCR 8×8 conlleva un considerable impacto industrial y tecnológico, y consolida las capacidades industriales instaladas en España para el diseño y producción este tipo de vehículos y de los sistemas asociados a los mismos.

d) Gastos para operaciones en el exterior

60.017.528,31 euros para financiar un suplemento de crédito en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para el pago de contribuciones obligatorias de España a organismos internacionales y por operaciones de mantenimiento de la paz.

Cuando hablan de organismos internacionales en esta materia, por aclararnos, se refieren a la OTAN básicamente y al porcentaje económico que tiene asumido para operaciones militares de la ONU, pero resulta más fácil hablar de «organismos internacionales» y  no confesar que se paga a la OTAN por sus invasiones, por si acaso algún periodista (rara avis) acaba por interesarse por una noticia relacionada con el gasto militar y la publica.

En suma, la caja militar se llena, por activa o por pasiva, cada vez que el gobierno nos pilla despistados. Y aún nos queda un Consejo de Ministros previo a las elecciones.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed