Equo se declara partido pacifista

Imagen de Equo Madrid

Fuente:  Programa de Equo.

Equo, en su apartado de relaciones internacionales, busca las siguientes líneas generales:

Entendemos que es imprescindible mejorar la contribución e influencia de España en el mundo, orientada a la defensa de los derechos humanos, la reducción de la pobreza y de las desigualdades –incluida la de género-. Desde España, como Estado miembro de la Unión Europea y por nuestras históricas relaciones con la Comunidad Iberoamericana y el mundo mediterráneo, se deben promover la justicia, la solidaridad y la paz, defendiendo la democracia, los derechos básicos y libertades y los bienes comunes globales (entendidos estos últimos como formas no convencionales de regulación y gestión de la propiedad de los recursos socioeconómicos y ambientales) y adoptando un liderazgo político en los ámbitos en los que ha demostrado contar con un importante acervo.

Por otro lado, en lo referente a cooperación, añaden «para el desarrollo humano» y abogan por abandonar el intervencionismo exterior, y lo explican de este modo:

En EQUO estamos convencidos de que la reducción de la pobreza en el mundo debe realizarse desde la perspectiva del desarrollo humano sostenible. Apostamos por un modelo de desarrollo que tenga en cuenta los límites biofísicos del planeta. Reclamamos una cooperación al desarrollo centrada en la reducción de la pobreza, la defensa de los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la equidad de género, la democracia y la justicia social y ambiental. Apostaremos por la Coherencia de Políticas para el desarrollo como mecanismo fundamental para la reducción de la pobreza y las desigualdades en el mundo. Entendiendo que la cooperación para el desarrollo debe ser una Política de Estado y rehabilitando los mecanismos necesarios para su recuperación, entre ellos la Recuperación del Pacto de Estado de Lucha contra la pobreza actualizado al nuevo contexto Post 2015.  Impulsaremos políticas desde una cooperación real y no desde el intervencionismo exterior, respetando el liderazgo de los gobiernos locales y sobre todo, de las Organizaciones No Gubernamentales y de la sociedad civil organizada de los países receptores.

También abogan por el multilateralismo:

Apostamos por el multilateralismo como herramienta de consolidación y refuerzo de una Comunidad internacional que avance hacia el suministro adecuado de los bienes comunes globales. En este sentido, EQUO adoptará una mirada cosmopolita en las Relaciones Internacionales que construya Estados transnacionales cooperativos, y una agenda social internacional basada en los derechos y no tanto en los intereses o equilibrios de los Estados. Es necesario mejorar la eficiencia y legitimidad de una nueva comunidad internacional, y avanzar hacia un sistema multilateral eficaz, representativo y legítimo: hacia una gobernanza global. Resulta por lo tanto necesario el abordaje e impulso de las reformas del Sistema de Naciones Unidas (SNU) -tanto en su estructura política como en su estructura de gobernabilidad-.

Y por la implicación de la sociedad civil en la resolución de conflictos:

Desde EQUO demandamos una Europa promotora de la justicia, la solidaridad y la paz, una Europa defensora de los bienes comunes globales. Queremos una UE que hable con una sola voz en el exterior, que promueva la gobernanza multilateral (promoviendo el fortalecimiento y la reforma de la función de la ONU) y el equilibrio entre las distintas fuerzas políticas del planeta, de manera que se asegure la paz entre los pueblos, la equidad y la justicia social y ambiental. Para ello, desde EQUO promoveremos una UE que asuma el liderazgo en la lucha contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente; que promueva activamente la cultura del diálogo y la no violencia; que integre a la sociedad civil en la resolución de conflictos y ponga la seguridad humana en el corazón de su acción exterior; que trabaje más activamente por la eliminación del hambre y la exclusión de las mujeres de los procesos de desarrollo. En cuanto a la protección de los derechos humanos en el exterior, desde EQUO abogamos porque todos los programas del Fondo Europeo de Desarrollo (FED) y del Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD) se diseñen y apliquen de conformidad con los principios de la interpretación común de las Naciones Unidas, sobre un enfoque de Derechos Humanos, con foco en el desarrollo, garantizando al mismo tiempo los elementos esenciales del Acuerdo de Cotonú y el marco estratégico de la UE. Además, las actuaciones en el ámbito del desarrollo, deberán respetar el Plan de Acción de Derechos Humanos y Democracia.

EQUO defenderá que se cumpla la legalidad internacional -en concreto las decisiones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, del que España forma parte, y de la Corte Penal Internacional-, trabajando para garantizar la protección de civiles en conflictos, en especial la de mujeres e infancia y en el respeto a poblaciones sin Estado, como la saharaui o la kurda. También seguiremos trabajando para una solución estable en Palestina en base a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En cuanto a la política exterior europea, la quieren basar en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución noviolenta:

Priorizaremos una política exterior europea basada en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución no violenta bajo las premisas de la seguridad humana, y con el horizonte de unas relaciones internacionales pacíficas. Dentro de este marco, podemos y debemos redoblar los esfuerzos que favorezcan la transición colectiva hacia la desmilitarización. Entre tanto, desde EQUO proponemos racionalizar las fuerzas armadas, con una progresiva desaparición de los ejércitos de cada Estado Miembro en favor de un solo ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN.

Priorizaremos una política exterior europea basada en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución no violenta bajo las premisas de la seguridad humana, y con el horizonte de unas relaciones internacionales pacíficas. Dentro de este marco, podemos y debemos redoblar los esfuerzos que favorezcan la transición colectiva hacia la desmilitarización. Entre tanto, desde EQUO proponemos racionalizar las fuerzas armadas, con una progresiva desaparición de los ejércitos de cada Estado Miembro en favor de un solo ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN.

Lo curioso es que las palabras «mucho más reducido e» aparecen tachada en el texto que han hecho público.  ¿Qué significa esto?  Parece que ha habido debate o indecisión en que el ejército único europeo por el que abogan sea grande o pequeño.  En cualquier caso nos parece un error de gran calibre político pensar que se pueden racionalizar los ejércitos nacionales para que se integren en un sólo ejército europeo y que esto sea una mejora.  Serían los mismos perros con iguales dueños.  No cambiaría nada como ya argumentamos en nuestro estudio sobre el Ejército Europeo.

Entrando más directamente en los temas de Defensa, Equo, a diferencia de los demás partidos, se define como un partido pacifista y en el capítulo de resolución de conflictos:

como partido pacifista EQUO apuesta por una estrategia de desmilitarización progresiva y la promoción de una política de defensa de la seguridad no violenta, partiendo del concepto de “Seguridad Humana” en lugar del tradicional de “Defensa”, como defensa de libertades y derechos básicos, en lugar del de Defensa Militar tradicional vinculado sólo a la defensa de la integridad física o territorial. Además, trabajaremos por una total transparencia en los presupuestos del ministerio de Defensa y en la democratización de este cuerpo. Es necesario establecer un control y rendición de cuentas de todo el gasto militar por la Intervención General del Estado (IGAE) para hacer frente a la política de ocultación y manipulación del gasto e incumplimiento constante y alarmante del presupuesto, unido a una auditoría ciudadana. Promoveremos una consulta ciudadana sobre la permanencia en la OTAN y en cualquier caso, revisaremos los acuerdos sobre las bases militares estadounidenses en nuestro territorio. Recortaremos el gasto militar y auditaremos la deuda del Ministerio de Defensa, para estudiar su procedencia y legitimidad. Entendemos necesaria una reforma de la ONU que apoye una gobernanza global multilateral y que se comprometa con la Corte Penal Internacional. Es imprescindible la cooperación de los distintos actores internacionales en la lucha por la justicia y por el enjuiciamiento de los crímenes contra la humanidad estableciendo sistemas de alerta rápida para el seguimiento de las violaciones de Derechos Humanos y la detención de conflictos para prevenir o frenar tales crímenes. Abogamos por políticas fiscales para desincentivar el comercio de armas y reorientar la industria militar a la I+D+i y a la economía social y verde. Acabar con las puertas giratorias con un régimen estricto de incompatibilidades. Ante el desafío del yihadismo, Al-Qaeda y el autodenominado estado islámico, es imprescindible un enfoque integral que analice las causas del caldo de cultivo que alimentan a estos movimientos, como el cambio climático, la pobreza y la política exterior occidental que ha generado tanto fanatismo.

Parece, por tanto, que Equo sigue avanzando, paso a paso, en la apuesta por una política de exteriores y de defensa de corte más pacifista.

Por ello no entendemos bien la siguiente propuesta, propia de la casta y la política antigua:

Debe ser obligatoria la publicación de las agendas de trabajo completas de altos cargos, diputados o senadores. Se deben incluir las reuniones profesionales a excepción de aquellas que tengan que ver con asuntos vinculados a la seguridad nacional o ponga en peligro la vida y la seguridad de las personas. Se informará del/los interlocutores, el motivo de la reunión, los documentos tratados (ya sea en persona o enviados por otro medio) y el impacto de esos documentos en la normativa final.

Y ahí va nuestra última preocupación con respecto a Equo y sus propuestas sobre defensa.  ¿En qué quedará todo teniendo en cuenta su coalición electoral con la muy militarizada Podemos?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed