La guerra es un negociazo

Fuente:  Público.

Los ataques terroristas en París han tenido múltiples consecuencias, una de las cuales es el subidón en bolsa de las principales empresas militares:

Imagen de Aaron Cantú

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Además,

Thales, el mayor fabricante de armas de Francia, tuvo ayer un día excepcional, subiendo en bolsa casi un 3%, aun cuando el índice bursátil más importante de Francia está soportando caídas importantes.

Muchos traficante y constructores de armas estarían sonriendo cuando veían las imágenes de los atentados en París.  Su empresa irá mejor, su familia será más rica, también serán más felices sus accionistas.

Y, por supuesto, hay que señalar que todas estas empresas privadas están altamente ayudadas y financiadas por los gobiernos occidentales.  Es decir, están financiadas por los impuestos de los ciudadanos del primer mundo, que nos creemos ajenos a toda esta violencia.

¿Tiene sentido la industria militar?  ¿Es necesario reconvertirla a fines sociales?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed