La corrupción en el comercio de armas: DEFEX

Imagen de Defex.es

Fuente:  Infodefensa.

Defex es una empresa constituida en 1972.  Está participada mayoritariamente por la estatal SEPI (51 %) y minoritariamente por Explosivos Alaveses, Maxam Corp, Instalaza, Sociedad Anónima Palencia de Armas  y Alfa Lan S.A.

En su Consejo de Administración están representados el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a través de SEPI, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Ministerio de Economía y Competitividad, el Ministerio de Defensa y diversos accionistas privados.

Fue creada para fomentar la exportación en el sector de la Defensa (Sistemas de Aviación, Sistemas Navales, Sistemas de Artillería, Sistemas de Infantería, Vehículos, Electrónica y Optrónica, Equipamiento de Intendencia y Equipos Auxiliares) y luego se expandió a exportación de material de Policía y Seguridad.

Ya hemos comentado diversos aspectos de esta empresa en entradas anteriores del blog.

Ahora salta a la palestra la información de que el 17 de junio de 2015 la Unidad Contra el Crimen Organizado (UCO) puso a disposición de la Audiencia Nacional un informe que concluía que la empresa pública DEFEX actuó como una «organización criminal».

La Fiscalía Anticorrupción está investigando a DEFEX por una venta de material militar a Angola por 152 millones de € cuando su valor material era de sólo 50 millones.  El sobrecoste se repartió entre funcionarios angoleños y miembros de DEFEX, todo unejemplo de buen empresariado.

Parece que hay indicios de otras operaciones sospechosas en Camerún, Arabia Saudí, Egipto y otros países del Lejano Oriente.

Resulta curioso que en el capital de DEFEX esté Instalaza y Armas de Palencia.  Parece que todo el polo industrial-militar es un conglomerado de empresas y de la cúpula ministerial que se protegen unos a otros porque todos tienen participaciones cruzadas que les obligan a no caer ninguno porque sino caerían todos.

Esto implica que no sólo es imprescindible una auditoría imparcial en las empresas de Defensa, sino en la SEPI y en el propio Ministerio de Defensa, pues por lo que se ve, aquí todo está ensombrecido por la duda de malas prácticas.

Además, habría que plantearse para que queremos los ciudadanos una empresa con capital estatal mayoritario que se dedica a comercializar armas y exportar conflictos y guerras.

La política adecuada con DEFEX sería su cierre.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed