Las mujeres y la paz

Fuente:  20 minutos.

Las mujeres también son apartadas del protagonismo político en lo que tiene que ver con las negociaciones de paz y firmas de procesos de paz en sus propios países.

Entre 1992 y 2011, menos del 4% de las firmas en los tratados de paz  fueron de mujeres. Del mismo modo, las mujeres representaron menos del 4% de los participantes y  del 10% de los negociadores en las conversaciones de paz. Por otro lado, en las misiones de mantenimiento de la paz y en los sistemas de seguridad nacional en áreas de conflicto, las mujeres también estuvieron infrarrepresentadas.

Esta exclusión de las mujeres tiene poco sentido. Los conflictos amenazan a todos, pero implican  riesgos específicos sobre mujeres y niñas, como la violencia sexual, el tráfico de personas y un mayor aumento de las desigualdades de género. Los intentos para acabar con estos problemas están destinados a fracasar si la perspectiva y las contribuciones de las mujeres no están apropiadamente integradas en los esfuerzos de prevención y recuperación de conflictos

Recomendamos la lectura del informe completo en inglés titulado «Women, peace and security:  keeping the promise» de Oxfam, o del resumen en castellano «Mujeres, paz y seguridad:  cumplir la promesa«, donde se dan datos muy demostrativos:

La ayuda internacional utilizada para promover la igualdad de género en Estados frágiles ha ido en aumento; no obstante, sólo el 6% del total de esa ayuda tiene como objetivo principal favorecer la igualdad de género. En el ámbito de la paz y la seguridad, el porcentaje de la ayuda destinada a la igualdad de género es incluso menor, del 2%, una cantidad muy por debajo de la necesaria para cumplir con los compromisos en materia de mujeres, paz y seguridad.

En muchas ocasiones se nos plantea cómo se puede contribuir desde la sociedad civil a que los gobiernos, comunidades autónomas y ayuntamientos trabajen por la paz.  Este sería uno de los programas que habría que financiar desde cualquier municipio.  Sus frutos serían semillas de paz en el interior de las zonas en conflicto.

También sería uno de los puntos a tener en cuenta cuando hablamos de reemplazar los cañones por mantequilla.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed