Los militares “encantados” con Carmena

Wood+Duck+-+Aix+sponsa

Daniel Lobo

Fuente: El Confidencial Digital

Explica El Confidencial Digital, normalmente bien informado de la sensibilidad militar y militarista, que los militares están encantados con la alcaldesa de Madrid y de las facilidades que está dando al acto de exaltación militarista del 12 de octubre, el desfile de las Fuerzas Armadas que venimos heredando al menos desde los desfiles “de la victoria” del otrora caudillo por mor de un golpe de estado militar.

Temían los militares las “tendencias antimilitaristas” presumidas del nuevo equipo de gobierno municipal, lo que refleja su ignorancia de la amalgama del grupo de gobierno y su sospecha de que el militarismo no está tan bien visto entre gente normal.

Dicen los militares, sorprendidos, que “todas las peticiones realizadas hasta ahora han sido aceptadas”.  Debemos añadir que han sido aceptadas como siempre, pues todas las peticiones del militarismo son siempre, de buena o mala gana, aceptadas por los que se arriman al poder. ¿Por convicción?, ¿por indiferencia?, ¿por cálculo?, ¿por ignorancia?, ¿por falta de presión social?

Al parecer los militares “dialogan” para este desfile de la victoria recidivo con dos concejales en concreto, los cuales son tremendamente razonables, según los propios militares. Y merece la pena saber sus nombres: Mauricio Valiente, salido (nunca mejor dicho) de IU, e Inés Sabanés (en su día de IU y ahora de Equo), así como la propia Manuela Carmena, en realidad la responsable última de todo esto. Conviene recordar los nombres y repasar las trayectorias, tal vez más militaristas de lo que se les puede presumir. ¿Hay otras sensibilidades distintas?, ¿se ha actuado al unísono o se ha hecho de espaldas a los demás?

No tenemos noticia de que el Ayuntamiento de Madrid haya verificado la opinión de los ciudadanos de dicha urbe acerca de los actos de exaltación militarista y tal vez convenga que en algún momento lo hagan, pues la ciudad ha sufrido en sus carnes lo peor del militarismo durante tanto tiempo que no es improbable que a la alcaldesa le falte el apoyo cívico en este punto.

Debemos reconocer que algunas medidas (aunque tímidas) de desmilitarización del callejero madrileño emprendidas por Manuela Carmena son un buen indicio de la predisposición del Ayuntamiento a variar al exaltada idea de defensa militar y de militarismo por la más adecuada de desarrollo humano y paz, pero ¿se conformará con sólo gestos?

Y ya puestos, conviene que se sepa que el Ayuntamiento de Madrid colabora desde hace muchos años y de otros muchos modos con el ejército y los intereses del militarismo (desde antes en realidad de la llegada de Carmena a la alcaldía), como es el caso del apoyo institucional a ferias de armas y actos culturales militares, la renuncia a cobrar el IBI a instalaciones militares no destinadas estrictamente a la defensa o a la gran propiedad inmobiliaria que atesora el Ministerio de Defensa, el apoyo con los ojos cerrados a las operaciones de venta de inmuebles militares y de especulación que se lleva realizando desde hace años, diversas exenciones y tasas, y un largo etcétera de apoyos que los diversos municipios realizan a los ejércitos y del que hicimos inventario en el trabajo “Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas 2015″ .

A lo mejor hace falta que Manuela Carmena dialogue también con los colectivos antimilitaristas y escuche propuestas mucho más creativas de construir ciudadanía para que este desfile sea el último que se celebra en Madrid, o al menos el último que se celebra con colaboración y boato municipal.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed