Reflexiones pacifistas sobre la Operación Campamento para el Ayuntamiento de Madrid

Imagen de Icavot

Fuente:  entorno inteligente.

La noticia a la que hacemos referencia deja claras varias cosas:

  • La Operación Campamento está parada porque no hay interés por parte del inversor chino Wang Jianlin en comprar a Defensa parte de sus terrenos del barrio madrileño de Campamento.
  • Defensa quiere conseguir liquidez para financiar sus dispendios en construcción de armas
  • Morenés echa las culpas de todo a … Carmena, alcaldesa de Madrid.

Por otro lado, existe una Plataforma Ciudadana Salvemos Campamento que

denuncia el abandono que sufre el barrio desde hace años con situaciones que afectan gravemente a la calidad de vida, a la salud y al bienestar general de los vecinos.

Hay que tener en cuenta que el Ministerio de Defensa está interesadísimo desde hace tiempo en conseguir deshacerse de parte de su ingente patrimonio inmobiliario para obtener dinero con el que seguir refinanciando a la industria armamentística patria y para seguir comprando armas por medio de más Programas Especiales de Armamento (PEAS) que le están llevando a la ruina.

Por ejemplo:

En efecto, el Ministerio de De­fen­sa, que dirige el exempresario armamentístico Pedro Morenés ha desplegado un sorprendente movimiento inmobiliario, tanto por número de inmuebles como por actividad. Re­cien­temente vendió el Taller de Precisión y Centros Electrónicos de Artillería, con una superficie de más de 14.000 m2, en la calle Raimundo Fernández Villaverde número 50 de Madrid, por 111 millones de euros a la gestora de viviendas DOMO, que ya está ofertando 355 viviendas y locales comerciales en esa parcela.

Que Defensa está dando el pelotazo inmobiliario del siglo en Madrid lo demuestran, además de las anteriores, las siguientes cifras:

  • En los últimos años ha vendido los edificios de Gran Vía, 18 y 3 por más de 26 millones de euros,
  • Plaza Chamberí, 8 por 40,
  • así como un inmueble de 728 m2 en Atocha por algo más de un millón de euros,
  • y edificios de oficinas en la calle Miguel Ángel, 28 y en la Plaza de San Martín, 4 por unos 3,5 millones de euros cada uno.
  • Por el edificio del Registro de la Conse­jería de Edu­cación, Juventud y Deporte, en Gran Vía, 20, ha amasado 20 millones de euros.
  • Y otros 35 millones por dos edificios, uno en Embaja­dores, 181 y otro en Vía Lusitana.

En total sale algo más de 240 millones de €.  Pero lo que le puede suponer la Operación Campamento es otra pellizco muy importante.

Quizá el Ayuntamiento de Madrid debería reflexionar que si se permiten estas operaciones meramente especulativas que no subsanan ninguna de las deficiencias que sufren los barrios y que sólo van a significar el enriquecimiento de terceros y la financiación de la industria militar española y el rearme, mejor sería, más ético y más coherente, no plegarse a las necesidades bélicas del Ministerio de Defensa.

Los terrenos militares de Campamento, además, fueron adquiridos por el Estado (no por Defensa, que no existía) a precio irrisorio. ¿No debería ahora revertir en las necesidades sociales lo que se cobre por los pelotazos?

¿Pueden nuestro ediles idear alguna alternativa a la militarización de los terrenos municipales de Madrid?  ¿Sería justo y necesario?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed