13 millones de niños de Oriente Medio sin educación por las guerras

Imagen de ACNUR Américas

Fuente:  Rebelión.

Ofrece la ONU datos así de sobrecogedores:

  • 13 millones de niños sin educación por las guerras.
  • Una generación perdida para estos países.  Una generación sin conocimientos, sin cultura (o lo que es peor, con una cultura basada en la violencia como forma de afrontar los conflictos), sin formación que les facilite una mejor forma de vida.
  • 8.850 colegios inservibles a causa de la violencia.
  • Ha habido casos de profesores y estudiantes bajo fuego directo.  Por ejemplo, en Yemen 13 miembros del equipo escolar y cuatro niños murieron asesinados en un ataque contra la sala de profesores en la ciudad de Amran, al oeste del país.
  • Son habituales los casos de colegios utilizados como refugios temporales.  En algunos colegios se han instalado tanques y ametralladoras antiaéreas.
  • Ha habido casos de escolares que han tenido que cruzar líneas de fuego directo para asistir a la escuela y realizar los exámenes.
  • Sólo el pasado año, UNICEF documentó 214 ataques contra colegios en Siria, Iraq, Libia, los Territorios Palestinos, Sudán y Yemen.
  • En Siria 52.000 profesores han dejado sus puestos, con lo que el sistema escolar se ha desmoronado porque ya no hay personal cualificado.

Es decir, la guerra actualmente está dejando sin presente a muchas poblaciones, pero cuando acabe, si es que acaba, porque ahora las guerras en Oriente Medio tienen una sospechosa habilidad para enquistarse, habrán dejado a varias generaciones sin educación ni formación, sin futuro y sin recursos.  Habrá países sin hospitales, sin casas, sin vías de comunicación, sin educación, sin profesionales cualificados.  Aptos para la explotación de otros más listos. Se habrán conseguido países sin posibilidad de un futuro mejor, países insertos en la Edad Media.  Destruir escuelas es, así, un arma de destrucción masiva.

Y, todo ello ¿a quién le beneficia?  ¿Quizá al primer mundo que disfruta de sus recursos?  Parece que toda esta miseria y falta de educación puede ser funcional al sistema de violencia estructural que imponemos desde el primer mundo.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed