La prioridad de Morenés es la guerra

Rueda+de+prensa+del+Ministro+de+Defensa+Xavier+Ponce%2C+junto+al+Comando+Conjunto.

Juan de Dios RUANO

Fuente: El adelantado

Ojito con la deriva militarista y guerrera que está tomando la política del Ministerio de Defensa español (por cierto en consonancia con las prioridades de la OTAN).

En recientes declaraciones del Ministro de Defensa español, la lucha contra el Estado Islámico es para el MInisterio de Defensa

una prioridad tan importante como la cooperación internacional”

Exagera el Ministro porque mientras los presupuestos militares más el gasto militar oculto se acercan, según hemos denunciado recientemente, los 24.500 millones de euros, la ayuda al desarrollo española es insignificante, pues si tenemos en cuenta todo el presupuesto de la Agencia española de Cooperación y Desarrollo (AECID); ésta queda con una asignación presupuestaria de 252,75 millones de euros, lo que incluye tanto ayudas al desarrollo como la propia estructura y burocracia de la Agencia.

Realmente, a la vista de las cifras, la lucha militar está muy por encima de la ayuda al desarrollo:  pareciera como si el Ministerio entendiera que la mejor manera de ayudar a un planeta mejor sea trufar de guerras y soldados el planeta.

Y así, siguiendo el discurso de Morenés, se reafirma la opción preferente de los halcones del PP.  Para el Ministro y su grupo de opinión España tiene ahora que

hacer dos cosas: una, prevenir con alerta y con información y toda la intensidad de seguridad que haga falta, y otra, luchar contra el terrorismo islamista para evitar que llegue a España”

Para Morenés, la sola idea de que los conflictos se pueden abordar de forma diferente es mera entelequia. Tal vez por eso sus presupuestos militares se han elaborado de manera que dejan todo atado y bien atado para que salga quien salga en los próximos comicios, se vea obligado a seguir la senda guerrerista trazada. Dice el Ministro al respecto

Esa idea de que es mejor no mirar el problema y así no nos enteramos de que existe es una irresponsabilidad absoluta y este gobierno, como otros serios y responsables, va a hacer frente a la amenaza terrorista allí donde comienza, donde se expande y donde, Dios quiera que no, pudiera atacar en España.

Dentro de esta lógica de guerra, junto con el despliegue actual de tropas y la doctrina de fronteras avanzadas,

España tiene “preparados buques para enviar a Libia en 48 horas. Depende del Gobierno italiano y de la Unión Europea”…

y

mientras la OTAN no diga otra cosa, España no saldrá de Turquía y de la península de Anatolia y que las tropas españolas dejarán Herat pero no Afganistán. Seguiremos cooperando en Kabul, porque el Gobierno afgano nos necesita todavía

Anuncia Morenés intervencionismo militar de carácter «preventivo», una manera de poner el carro antes que los bueyes y que lo que nos asegurará es un sinfín de pueblos con el sentimiento de que somos parte de su problema, no de las soluciones.

Pero va más allá: en su comprensión del «conflicto» aparece una quintacolumna interna, un enemigo interno al que combatir que rezuma de un macartismo impresionante. Para él, el enemigo islamista :

“Tienen múltiples facetas y espacios donde se mueven: desde el puro espacio de los enfrentamientos de armamento regular, el ciberespacio, la propaganda de todo tipo, la enseñanza de la violencia en determinados centros de formación, la penetración de instituciones en nuestros países”

— se trata de una amenaza variopinta difícil de identificar y que utiliza todos los elementos de desestabilización que un sistema de libertades, si no se respeta el Estado de Derecho, da a quienes están dispuestos a conculcarlo”

Nuestro sistema, nuestra democracia, está en riesgo de ser atacada por quienes no creen en ella o consideran que su sistema de valores y de vida tiene que ser impuesto por la violencia, como estamos viendo estos días. La primera responsabilidad de un Gobierno es asegurar la seguridad interior y exterior y el bienestar de sus ciudadanos utilizando, si llegase el caso, todos los medios que el Estado de Derecho da al Gobierno, entre ellos el uso de la violencia legítima

Morenés es una fatalidad. Lo grave es que parece que este pensamiento no es sólo cosa del Ministro y no se oyen voces alertando de la escalada militarista que se nos avecina.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed