De rebajas (militares) por el Mediterráneo

HS+Europi+%28M-62%29

FGS Herten (M-1099)

 

Fuente: Ministerio de Defensa

Ahora que la U.E. ha decidido convertir en escenario de guerra el Mediterráneo, donde desplaza buques militares para acabar con la “piratería” y la arribada a playas europeas de miles de infelices que huyen de las guerras del Sur del Mediterráneo (guerras en parte producto de las políticas mezquinas y militaristas de la propia U.E.), la Armada española acaba de desplazar el “cazaminas” Tajo a Túnez para

” mostrar la solidaridad española con las autoridades y el pueblo tunecino tras los últimos atentados sufridos por este país.”

Nos podemos preguntar de qué manera puede un estado mostrar la solidaridad con el pueblo tunecino llevando un dragaminas a sus puertos.

Nos lo podemos preguntar sobre todo si tenemos en cuenta que el pueblo tunecino ha sido “modulado” por las políticas europeas y militarizado al máximo después de apagar los fuegos de la revolución democrática con medidas policiales y militares bajo la excusa de acabar con un radicalismo islámico que, paradógicamente, solo ha tenido lugar gracias a la proliferación de armas europeas y a la actuación desastrosa y desestabilizadora de la región efectuada por la U.E. tras su “inteligente” intervención en Libia.

¿Cuál es la contribución del cazaminas a la solidaridad tunecina?

Vamos a dar algunas claves no siempre visibles. Dice el Ministerio de Defensa que al “atraco” del barco acudieron

distintas autoridades civiles y militares locales.

Quédese de momento con la copla.  Al “atraco” acudieron los militares tunecinos. ¿Para qué?  Sigue  el Ministerio español diciendo que en el frugal encuentro con las autoridades tunecinas

… explicaron las diferentes capacidades operativas que pueden desempeñar estos buques pertenecientes a la Primera Escuadrilla de Medidas Contra Minas.

¿Les suena?…

Marketing, enseñar cómo mola el aparatito, ventas: ¡les quieren colocar dragaminas españoles por la cara!

Ya ven, la crisis tunecina, hecha a la medida por los que aspiran a una democracia controlada y vasalla desde Europa, como excusa para que la séptima potencia del mundo (suponemos que las seis primeras también) vayan allí a colocar armas que no se necesitan en absoluto, a los tunecinos, los cuales tal vez aspirarían a una solidaridad en términos de profundización democrática, derechos sociales, bienestar, seguridad humana… Otra cosa.

Pero los nuestros a hacer patria: negocio militar y desestabilización regional, rara concepción de la solidaridad.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed