Botes de humo para el verano

Esmad

Jordi Ferrer

Fuente: El Diario .es

El arsenal de botes de humo y gas lacrimógeno de la policía debe estar a tope. Este año han adquirido 2.000 botes más de gas lacrimógeno y 5.000 botes de humo, por importe de más de 162.000 euros, por si la muchachada se pone levantisca y protesta por los recortes de derechos en boga.

El arsenal de nuevo material antidisturbios se le va a comprar a la empresa Falken S.A. que no nos dice nada en principio si no es porque, según denuncia la prensa, los propietarios tienen vínculos con el PP y con alguien muy cercano al gobierno de la Comunidad de Madrid.

Dice El Diario.es que

Solo uno de los diez miembros del Consejo de Administración de Falken no se apellida Bardisa. En él se sientan todos los hermanos de Ismael, a excepción del político. Ismael Bardisa fue diputado del PP en tres legislaturas seguidas, hasta 2008. De ahí pasó al Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, en calidad de consejero electivo.

Se da la circunstancia de que, según fuentes de la policía, no utiliza botes de gas lacrimógeno desde 2003, lo que nos hace preguntarnos para qué querrán estos 2.000 nuevos botes en la actualidad. ¿Es que nos van a lanzar alguna andanada preventiva por orden de la superioridad? ¿Tan malos somos? ¿Tanto nos temen, o nos odian?

En cuanto a la empresa Falkien SA, según parece, es beneficiaria de contratos con la poli desde al menos el año 2000 y le ha costado ya al erario público más de 7,6 millones de euros, lo cual no es poca cosa.

En todo caso, este constante acopio de material antidisturbios por parte de la policía no parece que se justifique por el activismo social reivindicativo pero noviolento que, día sí día no, recuerda a los de la élite extractiva las reivindicaciónes de derechos y democracia a los que con tanta frecuencia, y descaro, hacen oídos sordos.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed