¿Sindicalismo promilitar?

Sindicatos, políticos y empresarios coinciden en la necesidad de impulsar la industria de defensa y seguridad española y reclaman un pacto de Estado

Fuente: Infodefensa

Los sindicatos UGT y CCOO han suscrito un comunicado con la patronal de la industria militar, TEDAE, que parece dictada por esta última. ¿se volvieron amarillos estos sindicatos antaño de clase y con vocación por la paz?

El comunicado, del que un buen extracto se puede leer en la página de TEDAE, pide mayor esfuerzo gubernamental (como si el existente fuera poco) y más compromiso para impulsar esta industria y, en sintonía con las principales reivindicaciones de la patronal armamentista, expone que la industria militar española

«necesita desarrollar una política de estado para la Defensa (una elegante  manera de decir que no sujeta a los cambios políticos) que se manifieste en el marco de un acuerdo político estable (osea apoyado nítidamente por la casta política a largo plazo, como hasta ahora ocurre) que trascienda las legislaturas (osea que condiciones y encadene a los nuevos que vengan a lo aprobado por los viejunos de ahora)  al mismo tiempo que se cosoliden los compromisos interminitestiales (osea involucrando a otros ministerios en esta expansión militarista) para abordar todas las problemáticas que rodean al sector de la defensa nacional (es decir, con la pretensión de una evidente expansión de este sector a otras áreas tradicionalmente ajenas donde también esperan hacer negocio) incluyendo la necesidad de abordar un protocolo de actuación para atraer a la sociedad (es decir, involucrando a la sociedad para que trague) en el esfuerzo por impulsar al sector de la defensa en general y a su industria en particular.»

Casi ná.

Y todo para alimentar la codicia de un sector que factura 4800 millones de euros pero da empleo solo a menos de 20.,000 personas y exporta el 67% de sus armas a países en conflicto.

Que la patronal de este sector piense así resulta normal.

Pero ¿alquen se atreve a sostener que los sindicatos amarillos representan a eso que se llama clase trabajadora?¿No es antagónico con el interés de esa clase el potenciar una industria que no es ética, que exporta conflictos y guerras, que ofrece poco trabajo y que genera beneficios solo para sus dueños?¿No podrían, por ejemplo, pedir que la industria militar reconvierta su investigación y produción hacia fines solidarios o al menos útiles?

Sin comentarios.

 

 

 

 

Share

One comment

  1. Isabel Fesser dice:

    Ese mismo gasto en la llamada «Defensa» que en realidad es GERRA. ¡En un tiempo se llamó así ! era más honesto! Esos gastos militares, de los que Grecia no ha querido deshacerse. Falta de valentía y honestidad. Tampoco los grupos o partidos que apoyaban a Grecia han tenido el valor de denunciar los gastos militares de Grecia! ¿De quien, en estos momentos, se puede uno fiar? ¿Qué grupo sindicalista, político, … es consecuente con lo que proclama? ¡Sí! son consecuentes los negociantes de armas, los que se arrastran para conseguir poder Al menos sabemos su realidad…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed