¿Ministerio de Defensa para PODEMOS?

Imagen de Círculo Pacifismo y Alternativas de Defensa

Fuente:  El Confidencial Digital y El Confidencial Digital.

Doble gran sorpresa las que nos llevamos.  Según El Confidencial, Podemos pretende reclamar la cartera de Defensa en el caso de un hipotético pacto con el PSOE, y Pedro Sánchez parece no tener ningún interés por este ministerio.

Vamos por partes, primero el tema de Podemos y su cartera de Defensa:

  • Nos resulta raro el interés de Podemos por dicha cartera:  han tenido, más bien, un discurso disperso en este tema.  Han potenciado su círculo de Militares y no han hecho mucho caso a su círculo de antimilitarismo.  Sus reuniones con militares y militaristas son cuantiosas y publicitadas, aunque no hemos oído nada de reuniones con antimilitaristas.  ¿Dónde está entonces la crítica y lo alternativo?    Realmente, no nos lo esperábamos, no han mostrado muchas intenciones de comunicarse con los pacifistas y esta idea de asumir Defensa no parece augurar ninguna buena intención.
  • Los militares desconfían de ellos y por eso intentan, una y otra vez, convencerles de la bondad de sus métodos violentos y su estilo de vida.

Los cambios profundos que pretende aplicar la formación en el mundo castrense han generado inquietud en ambientes militares. Tanto que incluso algunos diseñaron una operación de acercamiento a Podemos para conocer en profundidad sus posturas e intentar inculcarles cierta ‘cultura de Defensa’.  (…)

Esos acercamientos con la formación de Pablo Iglesias ya se han producido, según ha confirmado ECD. Los han protagonizado ex altos oficiales, ya en situación de reserva, y han sido seguidos muy de cerca –de hecho han sido “casi como un encargo” sostienen las fuentes consultadas- por generales en activo.

El resultado de esas conversaciones no es nada halagüeño, a juicio de estos mandos. Quienes han estado involucrados en ellas confiaban en lograr un entendimiento tras constatar que Pablo Iglesias había ido, poco a poco, suavizando en público su posición antimilitarista.

  • Con todas estas presiones, ¿estará a punto de pasar lo que ya ocurrió con el PSOE y con IU, es decir, que quedasen encantados con las paradas militares y con la sensación de poder que da que todo un escuadrón con sus mandos al frente se pongan en firmes y saluden cuando pasa un diputado revista?  Si así fuese, ¿de qué valdría la llegada de Podemos al poder?  ¿En qué se quedaría la reforma de lo militar?
  • Argumentan una razón de fondo:

razones de estrategia, imagen y prestigio: si consiguen imponer en las Fuerzas Armadas los cambios que preparan, se habrá lanzando al mundo el mensaje de que su nuevo modelo de sociedad es posible. “Si los militares asumen el cambio, el pueblo también”, llegan a decir.

  • Podemos ha sido críptica en lo concerniente a lo militar, ¿cuáles serán esos cambios que preparan y que luego traspasarán a la sociedad?  ¿Mayor transparencia, auditar los gastos, dotar de democracia a la institución militar?

Su modelo, explican, es un ejército mucho más austero y cuyas misiones –sin descartar compromisos internacionales ya adquiridos- se ajusten más al modelo de la Unidad Militar de Emergencias. Un ejército “que ayude al pueblo”. Más misiones humanitarias y menos operaciones bélicas, con una “concepción puramente defensiva”. Menos gasto en Eurofighters, misiles de última generación, fragatas o submarinos.

Sin embargo, no se habla de una revolución militar. Como explican las fuentes consultadas, Podemos es consciente de que unos cambios tan profundos deben acometerse de manera cuidadosa y hasta cierto punto, consensuada. De ahí que estén buscando –de momento sin éxito- un ex militar de cierto prestigio para que se sitúe al frente de Defensa y lleve a cabo la transición.

Parece que no van a ir ni siquiera lo lejos que antes hemos detallado:

celebrar un referéndum para la elección del JEMAD, la supresión de las academias de suboficiales, la desaparición del régimen disciplinario militar, adecuándolo a los códigos de conducta que rigen a otros funcionarios de la administración.  (…)

revisión total de las cuentas de Defensa, así como una reorganización de la deuda procedente de los programas especiales de armamento, sobre todo de aquellos que acumulan grandes sobrecostes.

  • Parece que la reforma que se plantea Podemos no pone en tela de juicio el militarismo, sino que se quiere hacer desde dentro, con un ex oficial que sería el Ministro de Defensa.  También parece que los militares contactados les han dado un tajante no.

Por otro lado, el desinterés de Pedro Sánchez con el Ministerio de Defensa:

  • No encaja bien con la política que ha llevado hasta ahora el PSOE, de la mano con el PP.  Defensa ha sido una cartera que se han ido turnando para hacer ambos lo mismo que habían criticado al otro, todo ello desde lo más rancio del militarismo.
  • También está siendo presionado Sánchez para que una cartera tan sensible no caiga en manos de los podemitas y continúe en las de quienes no han negado ningún capricho a los militares.  Las presiones a Sánchez le llegan desde lo militar pero también desde sus propias filas, militaristas hasta la médula.

¿Se avecinan cambios en lo militar?  Difícil apuesta.

¿Se deberían producir cambios en la Defensa?  Seguro, y de hondo calado, por su deuda ingente, por sus presupuestos amañados y engañosos, por la militarización de la política exterior y de la investigación y el desarrollo, por el despilfarro militar, por las puertas giratorias, por la necesidad de potenciar el gasto social recortando el gasto militar, etc.

¿Puede renunciar al debate antimilitarista Podemos?

Share

One comment

  1. Irene dice:

    Que a l@s podemitas les interese la cartera de defensa no me resulta extraño. Lo que me cuesta más creer es que el PSOE pase de esa cartera que es altísimamente estratégica. Gracias por mantenernos puntualmente informad@s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed