4 créditos extraordinarios para pagar armas

En+defensa+de+las+Entidades+Locales+Menores

Por Blog de Diego Navarro

Fuente: BOE

El pasado jueves 14 de mayo el Gobierno publicitó una serie de medidas electoralistas con las que, parece ser, pretendían contentar y engañar a la población, prometiendo inversiones en apoyo a las familias, cuando la mayoría de lo que se prometía ya era norma desde tiempo atrás.

Pero, casualidades de la vida, no publicitaron con similar énfasis una medida, esta sí trascendente, que acordaron y que el BOE del día 15 consagra: dotar a las industrias militares de un nuevo pago de nada menos que de 856,44 millones de euros, más otros 6 millones que se usarán para un «plan de remunicionamiento» y otros 4 millones más que se destinarán a «necesidades derivadas del brote de ébola», total 876 millones de euros suplementarios y no contemplados en los presupuestos, que según el BOE, se conseguirán con una emisión específica de deuda pública.

No es todo, porque en otro decreto del mismo BOE se autoriza a la contratación de 73 plazas de profesores para los centros universitarios de la defensa.

1.- Créditos para armas

En cuanto a los créditos habilitados para pagos parciales de los programas de armas comprometidos, se señala que estos responderán al cuadro siguiente

SubconceptoDenominaciónImporte (en euros)
659.01Fragatas F-1006.000.000,00
659.02Carro C. Leopardo1.452.000,00
659.03Avión EF-2000399.669.062,52
659.04Avión A-400154.420.774,54
659.05Buque LLX2.742.730,00
659.06Helicóptero Tigre68.872.428,40
659.07Vehículo C.Pizarro60.000.000,00
659.08Misil Iris-T1.493.846,50
659.09Buque BAC1.000.000,00
659.10Obús Rema 155/5210.000.000,00
659.11Misil Taurus10.245.629,76
659.12Helicóptero NH-9045.643.291,29
659.13Misil SPIKE20.000.000,00
659.14Fragata F-1056.577.712,23
659.15Buque BAM999.998,11
659.16Helicóptero UME2.158.000,00
659.17

Total
846.440.673,35
Avión UME10.000.000,00
659.18Nodos CIS UME5.965.200,00
659.19Helicóptero EC-13539.200.000,00
Total
846.440.673,35

2) ¿Remunicionamiento imprevisto?

Armas todas ellas de ataque y agresión que poco tienen que ver con la cacareada defensa del territorio, supuesta razón de ser de los ejércitos, y que acentúa la orientación intervencionista y guerrera del militarismo español.

En cuanto al palabro «remunicionamiento», que conlleva 6 millones de euros más a pagar fuera del presupuesto al ejército, se destina a «cubrir las necesidades de munición para adiestramiento y preparación de la fuerza» (indiquemos que ésta goza de un «Plan de Municionamiento diseñado hata 2025″ y que no hemos conseguido encontrar pero al parecer se quedó viejo y en vez de usarse la vía ordinaria de incluir este «remunicionamiento» en los presupuestos generales del Estado, caen ahora en la cuenta de que necesitan más munición de la disponible, lo cual no deja de señalar el ínfimo rigor de los presupuestos aprobados hace menos de seis meses y, todavía más el nulo rigor del planeamiento militar).

3.- La excusa del ébola

Las sorprendentes necesidades surgidas a partir del brote del ébola suponen que ahora se dotará al Ministerio de Defensa de otros 4 millones de euros más, destinados a remodelar la planta 22 del Hospital Central de la Defensa, «Gomez Ulla» de Madrid. Este crédito es suplementario de otro concedido el año 2014 en noviembre de otros 7,4 millones de euros.

Una cantidad ingente si además tenemos en cuenta que la atención a los dos casos de enfermos de ébola en España se realizó en un hospital civil, no militar, y que ahora el que se pretende acondicionar es un hospital militar, no civil.

Otro punto de vista nos llevaría a preguntarnos si no sería más eficaz donar esos siete millones de euros a los países afectados por el ébola para su propio desarrollo, pero no parece compatible con la egoísta mentalidad militar abordar los asuntos desde el punto de vista de los otros.

4.- También profesores de los centros universitarios militares

Sí, amigos, hay una cosa que se llama centros universitarios militares (lo cual es una contradicción evidente) que va a llevarse un pequeño pellizco no cuantificado económicamente (¿por qué?) mediante la contratación de 73 plazas docentes para impartir las disciplinas de estos lugares.

Como se sabe, estos centros no están computados en el presupuesto del Ministerio de Defensa, sino en una partida aparte, a la que ahora habrá que sumar este nuevo pellizco suplementario y, al parecer, igualmente imprevisto.

5.- La costumbre de aprovechar las vacaciones para aprobar créditos militares extrapresupuestarios.

Hasta ahora el Ministerio de Defensa solía aprovechar las vacaciones estivales para aprobar con nocturnidad y opacidad los créditos extra que se aprueban para pagar a la industria militar. Una tradición que ahora se ha roto y, teniendo en cuenta lo dados a la tradición y cuanto más rancia mejor, en lo castrense, nos hemos preguntado por qué.

Se nos ocurren diversas hipótesis de partida, no todas igualmente posibles:

  • Que hayan oído la crítica y quieran evitarla adelantando las fechas desde el verano al mes de mayo
  • Que, siguiendo lo ya anunciado por los meteorólogos que alertan de que por el cambio climático el verano se va adelantando paulatinamente, se hayan vuelto previsores y quieran prepararse para veranos más calientes
  • Que la asfixia de la industria militar sea tal que se ven obligados a estos adelantos en el empuje a la fabricación de aparatos de guerra
  • Que el clima preelectoral que lo inunda todo haga sospechar a los militares que aprueban el crédito ya o no lo aprueban, con lo que ganan tiempo al tiempo y por si acaso aprueban ahora.
  • Que tengamos al canto la dimisión de algún alto responsable del ministerio de defensa, en este caso probablemente para irse a la industria militar a curarse del mal sabor y la ingratitud de la política, y quiera dejar todo atado y bien atado antes.
  • Que sea el propio Rajoy quien paga bien ahora porque calcule que en verano ya no será posible (¿un anuncio de elecciones generales?).

Nunca lo sabremos. Nunca nos lo dirán: y lo que es peor, nunca se lo preguntará ni la oposición, ni la prensa ni nadie, porque en materia militar el pacto secreto es la ley vigente y no hay efectiva oposición a la política militar pensada para el privilegio de unos pocos.

6.-  876 millones de nuevas razones para la objeción fiscal

Con todo, este dineral regalado a la industria militar para fabricar algo que no necesitamos, que nos empobrece, que nos priva de inversiones en desarrollo, que ha sido decidido por puertas giratorias, que beneficia a unos pocos, que tienen como finalidad consolidar un ejército agresivo e intervencionista y consolidar una dominación inadmisible y que genera una deuda impagable e inmoral, nos ofrece otros ochocientos setenta y seis millones de razones más para desobedecer a esta lógica.

Justifica la lucha contra el gasto militar.

Legitima la objeción fiscal al mismo en la declaración de la renta que ahora estamos en plazo para realizar.

Hay que acabar con todo esto.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed