Nueva misión militar española en República Centroafriana

Damien du Toit

Fuente:  Estrella Digital

El 22 de Abril de 2015 el ministro de Defensa, Morenés, pidió autorización en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para una nueva intervención militar española en el mundo.

Le toca, por segunda vez consecutiva, a la República Centroafricana sufrirnos como invasores y potencia injerente en su territorio y en su política interna.  La operación se llama EUMAN en la República Centroafricana.

Ahora la excusa es que les vamos a ayudar mediante asesoramiento

en la reforma del sector de la seguridad, ayudando a las Fuerzas Armadas a alcanzar la capacidad y calidad necesarias para lograr el objetivo de modernizarse y ser más eficaces. La duración de la misión será de un año desde que alcance su capacidad operativa plena.

Por ello va a ser necesario que permanezca el contingente de Gabón:

Para asegurar el apoyo al contingente español desplegado y a la misión, el destacamento del Ejército del Aire que opera desde Libreville (Gabón) continuará con sus cometidos y despliegue.

Si la anterior intervención en República Centroafricana contó con 85 militares, ahora se espera que sean algunos menos:

la participación de España en esta misión estará compuesta por militares asesores en la operación de la Unión Europea en la República Centroafricana (EUMAM RCA), hasta un máximo de cinco efectivos, uno de ellos, el coronel Juan José Martín Martín, ejercerá el cargo de Segundo Comandante de la misión. Una unidad de seguridad y protección, con un máximo de 12 efectivos, y un Elemento Nacional de Apoyo, de dimensión adecuada a las circunstancias y necesidades sobre el terreno.

Es decir, 17 efectivos claramente descritos y un misterioso Elemento Nacional de Apoyo que no se informa qué hará ni cuántos militares lo compondrán.  Transparencia militar, que se dice.

¿Qúé dijeron los parlamentarios?

El PNV no tuvo nada que objetar.  Muy militaristas se muestran.  Se felicitan que esté hecha la operación en el ámbito europeo.  Ellos ya preveían que iban a necesitar más tiempo de intervención en República Centroafricana.

UPiD, no obstante mostrar su apoyo, se quejó del pobre análisis del ministro y puso de relieve que se desconoce en qué consistirá la operación (lo que parece curioso porque dar el apoyo a algo que se desconoce es algo desconcertante) y el coste de la misma. Igualmente criticó el uso poco transparente del presupuesto de esta operación y que la comparación de lo que España invierte en desarrollo no militar en el país no resiste el análisis con el exceso de intervención militar. Acabaron diciendo que apoyaban pero porque la política de entrar en República Centroaficana era al dictado de Europa y no una política emanada de Morenés, que está a lo suyo, a hacer de lobby de la industria militar, dijo la diputada.

Izquierda Plural se quejó del formato «aquí te pillo aquí te mato» empleado por el MInistro para votar esta nueva aventura militar, pensado más bien para eludir el debate que para promoverlo. Además dijo que antes que un problema de seguridad que justificaba una intervención militar, lo que había era un multiproblema de dimensión social, humana, económica, etc. que justificaba un abordaje diferente. España y Europa no van a este conflicto por puras razones humanitarias, sino para proteger unos intereses y un uso despiadado de recursos no propios.

El portavoz de CIU también aplaudió con las orejas, como también hizo a la larga el del PSOE, que no realizó críticas sustanciales al gobierno y fue incluso felicitado por Morenés por su responsabilidad.

El grupo Mixto no acudió al debate y, como quien dice, el que calla otorga.

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed