España cederá en 2016 4.000 militares más el cuartel de Bétera para las respuestas ultra rápidas de la OTAN

Imagen de ResoluteSupportMedia

El día 5 de febrero se produjo en la sede de la OTAN una reunión que tenía como objetivo fundamental el desarrollo y puesta en práctica de las decisiones tomadas en el última cumbre de Gales.  Además:

El Plan de Acción de Preparación Aliada (RAP, Readiness Action Plan) constituirá el asunto central de la reunión.

Además, la agenda incluirá sesiones del Grupo de Planes Nucleares y de la Comisión OTAN-Georgia; se abordarán los retos estratégicos a los que se enfrenta la Alianza, tanto en el este como en el flanco sur, y sus repercusiones en la Guía Política de 2015; las acciones previstas hacia la Cumbre de Varsovia de 2016; y, la puesta en práctica de la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF, Very High Readiness Joint Task Force).

El Plan de Acción de Preparación Aliada constituirá el asunto principal que tratarán los ministros de Defensa. Los debates sobre el RAP se centrarán en las medidas de aseguramiento, adaptación y en la transición de la Fuerza de Respuesta de la Alianza (NRF) al nuevo concepto de Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), así como en las aportaciones de las diferentes naciones.

Tras las decisiones adoptadas en la Cumbre de Gales, el Plan de Acción para la Preparación debería orientarse para actuar contra cualquier amenaza, en cualquier escenario y para cualquier tipo de misión, no sólo “artículo 5” sino también en la defensa de las otras dos misiones  esenciales de la OTAN: la seguridad cooperativa y la gestión de crisis.

Poco después el Ministro de Defensa anunciaba que:

España liderará en el 2016 la unidad de respuesta rápida de la OTAN creada este año para asegurar la capacidad de despliegue «en unos días» de una brigada de unos 3.500 efectivos, en cualquier país de la Alianza ante amenazas como la que supone actualmente Rusia para el este de Ucrania. «Lo fundamental de esta fuerza es su capacidad de disuasión. La OTAN necesita tener una unidad de fuerza capaz de demostrar al mundo que la reacción puede ser fuerte e inmediata», ha dicho Morenés al término de una reunión de ministros de Defensa de la Alianza Atlántica en Bruselas.

Algunas de las características de esta fuerza de despliegue ultra rápido serán:

Como «nación marco» de esta unidad de despliegue rápido durante el 2016, España aportará una brigada de 3.000 efectivos más el cuartel de Bétera (Valencia), que aportará otros 1.000. En total, la nueva fuerza de la OTAN contará con cinco batallones de maniobra y «se mantendrá alistada para su despliegue en un plazo breve, de entre 5 y 7 días, durante el período de un año

Los países aliados han acordado que la llamada Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJFT, por sus siglas en inglés) se pondrá en marcha de manera «interina» ya en el 2015, año durante el que Alemania asumirá su liderazgo. España tomará el relevo el 1 de enero del 2016 y deberá coordinar la unidad en el momento en que se espera su «consolidación», cuando alcance su plena operatividad, esto es a mediados de año, coincidiendo con la cumbre de Varsovia cuya fecha concreta está aún por definir. Además de los efectivos que España aporte a la fuerza mientras sea «nación marco», se espera que otros países sumen contribuciones, aunque el peso principal será el de las tropas del país líder.

En conclusión:  ¡casi nada!  En 2016 España se ha comprometido, gracias al gobierno del PP, a defender en primera línea los posibles ataques de Rusia (porque aunque no se dice así en ningún lado, este es el espíritu que subyace en la creación de esta fuerza de despliegue ultra rápido.  Quizá, en 2016 ya no estén en el gobierno los populares, sin embargo, ahora condicionan las políticas que se realizarán en el futuro.  Ya no nos hablan de misiones de paz, sino de enfrentamientos armados.

Según ABC

Lo fundamental de esta fuerza es su capacidad de disuasión. La OTAN necesita tener una unidad de fuerza capaz de demostrar al mundo que la reacción puede ser fuerte e inmediata

Por si todo esto no fuese poco:

Esta aportación española se une a la Fuerza de Reacción Rápida Naval que España ostenta este 2015, misiones internacionales en Estonia (cuatro cazas Eurofighter), Turquía (una batería de misiles Patriot) o Afganistán (485 efectivos) y la base del componente naval del «escudo antimisiles» en Rota, que este año albergará el tercer y cuarto destructor de EE.UU.

La política internacional del PP consiste en que España sea el chulito de brega de la OTAN en los conflictos internacionales.

Por otro lado, ¿cuánto nos costará todo esto?  No hay informaciones.  ¿Qué comisión parlamentaria lo ha aprobado?  Primero lo anunciamos, luego se producirán, si se producen, el debate y la aprobación parlamentarias.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed