¿También hay puertas giratorias en la Agencia Europea de Defensa?

Golpe+al+frente+s%C3%A9ptimo+de+las+Farc+y+a+la+estructura+log%C3%ADstica+de+la+banda+criminal+de+alias+%E2%80%9CPijarvey%E2%80%9D.

Por Jose Luis Cernadas Iglesias

 

Fuente: Infodefensa

Ya hemos alertado en otras ocasiones del papel crucial que la Agencia Europea de Defensa, dependiente de las instituciones de la Europa del capital, tiene en el entramado militar europeo y en la construcción de un militarismo de cuño europeo.

Aparentemente la Agencia Europea de Defensa es algo insustancial y que no hace nada, pero la realidad es muy otra. Por ejemplo, ha propiciado la compra conjunta de material militar por parte de varios estados europeos y prevé otras compras similares, ha apoyado la reconversión de las ayudas de la UE para investigación + desarrollo a i+d+i militar, detrayendo recursos de ésta para la construcción de armas, ha apoyado la venta de armas de las grandes corporaciones industrial-militar europeas y coordina gran parte de la política de armamentos de los países de la U.E.

Nos dice la noticia, con palabras más finas que las que somos capaces de plasmar nosotros que

La EDA tiene como objetivo mejorar la defensa europea mediante el desarrollo de las capacidades militares, la promoción de la cooperación tecnológica y la consolidación de una base industrial. Entre los proyectos que impulsa actualmente destacan el repostaje aéreo, los aviones pilotados por control remoto, la ciberdefensa y las comunicaciones por satélite.

También apoya la cooperación entre los Estados miembros en áreas como la estandarización, la certificación, la investigación y la tecnología y asuntos industriales.

Ahora nos sorprende la noticia de que un español será el próximo director de dicho engendro.  Concretamente Jorge Domecq, que la dirigirá desde febrero de 2015 por un período de tres años.

Domecq tiene un amplio conocimiento del entorno europeo de defensa y ha sido jefe del gabinete de Javier Solana cuando éste era el secretario General de la OTAN y mandó bombardear a Serbia (este dato no lo ofrece, tal vez por nimio, la nota que comentamos). Antes fue director del gabinete del Ministerio de Defensa español y ha ocupado otros varios cargos diplomáticos.

En su etapa de embajador español en Filipinas se caracterizó al menos por algunas gestiones para la venta de armas españolas a ese país, según informa diariocritico.com en una noticia de enero de 2013, en la que señala cómo ha intentado,  junto con el agregado militar de la embajada, conseguir contratos para Navantia, Indra y Airbus Military, así como los sistemas españoles de «vigilancia de fronteras».

Es decir, un halcón que, al parecer, ha pasado de cargos políticos a este de presidente de la agencia industrial militar europea, una ocasión más para sospechar del puertagiratorismo del sector industrial militar.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed