Enmiendas parciales a los presupuestos generales (Parte I): Los partidos de la casta

Serving+Chorizos+at+Fairground+-+Seville%2C+Spain

sevilla report

Tras la lectura de las enmiendas al articulado en los presupuestos generales del estado, hemos sacado algunas conclusiones que vamos a explicar en varios artículos. Primero hablaremos de los que hemos llamado «partidos de la casta», cogiendo prestado el nombre que les ha puesto Podemos, pero restringiendo esta asignación «provIsional» a aquellos que han apoyado explícita o implícitamente la política de defensa a lo largo de los diversos gobiernos, desde los años 80 hasta la fecha.

La casta, en materia de política de defensa, ha estado integrada hasta la fecha por aquellos partidos situados en torno al PP y PSOE que hay asumido diversas características:

  • Asumir la OTAN como el espacio común de defensa y seguridad y adherirse como apéndice a la política militar marcada por EE.UU. principalmente (lo que incluye el uso de bases militares en territorio español).
  • Realizar una política de «normalización» de lo militar, consistente en dejarles un espacio autónomo y opaco de decisión donde lo civil y la crítica no entra, a cambio de que éstos no interfieran frecuentemente la vida política (al menos de forma visible).
  • Impedir el asociacionismo y mirar con recelo los derechos de los militares como trabajadores y ciudadanos.
  • Fomentar una política de «modernización » de las fuerzas armadas, caracterizada por un alto gasto militar (en detrimento del gasto social), una progresiva «profesionalización» de los ejércitos, una proyección internacional de éstos como principal instrumento de política exterior y un aumento desmesurado del gasto en programas de armas innecesarias.
  • Evitar la transparencia de las políticas de defensa y sustraerla a la soberanía popular.
  • Promover la injerencia militar en conflictos exteriores con la excusa de ayuda humanitaria o tropas de paz.
  • Generar una deuda militar impagable con las industrias militares.
  • Promover el girapuertismo en materia de defensa y estimular el papel de España como actor privilegiado en la venta de armas mundial.
  • Mantener un ejército sobredimensionado e hipertrofiado, con un mando por cada dos soldados y una densidad militar (militar por cada mil habitantes) de las más altas de Europa, eso sí, disfrazando parte de los militares en cuerpos de reservistas o Guardia Civil.

Los principales protagonistas de esta política han sido el PP y el PSOE, los dos partidos que se han sucedido en el gobierno pero manteniendo las mismas políticas.

Otros partidos han apoyado estas mismas políticas de forma más o menos velada. Nos estamos refiriendo principalmente a las derechas nacionalistas vasca, canaria y catalana, a los grupúsculos de derecha escindidos del PP.

Todos estos son los que, en materia de defensa apoyan abiertamente la política de la casta.

Un caso especial lo constituye UPyD, que no es en esta materia directamente asimilable a los partidos de la casta, al menos porque mantiene hacia la propuesta política de éstos una serie de diferencias destacables:

  • En cuanto a la crítica de un gasto militar no evaluado y que no queda claro si es adecuado a las necesidades militares existentes.
  • En cuanto que critica el girapuertismo
  • Por su crítica a la distribución de efectivos y mandos existentes y la casta militar existente
  • Por su crítica a la falta de transparencia y a las argucias para ocultar el gasto militar
  • Por su crítica a la falta de debate público sobre el ejército y sus necesidades
  • Por su crítica a la falta de libertades civiles y asociativas en el ejército

UPyD, sin embargo, participa de la adhesión a la OTAN, acepta que España cuente con un importante nivel de participación en misiones militares exteriores, apoya la reasignación de presupuestos militares que actualmente se destinan a la hipertrofica y burocratización que padece, hacia la mejora de las condiciones materiales, infraestructuras y gastos operativos y no está en contra del papel asignado a los ejércitos en defensa del orden constricional.

Aparte de todo esto no ha participado en la definición de la política de defensa actual, por lo que lo consideramos un caso atípico y lo estudiaremos en un segundo artículo de aquellos que no forman parte de la casta en materia de defensa.

Yendo a las enmiendas, tenemos que:

  • El PSOE formula 6 enmiendas relativas a la defensa de un total de 1299; un 0,46 de su total de enmiendas
  • EL PP 1 de 98 enmiendas a sus propios presupuestos: un 1,02 % de su total de enmiendas.
  • Foro cero de 44 enmiendas presentadas
  • PNV 0 de 18 enmiendas
  • Coalición Canaria 0 de 74 enmiendas
  • CIU 0 de 643 enmiendas.

En total los partidos de la casta efectúan 7 propuestas de enmienda de un total de 2176 enmiendas que presentan; lo que representa el 0,32% de sus enmiendas; o dicho de otro modo, un 99,68% de consenso plano.

EL PSOE

El grupo mas discrepante del sector «casta» a los presupuestos militares del gobierno es el PSOE, con seis enmiendas. Ahora veamos sus discrepancias concretas:

1.1. Una enmienda a la totalidad de la sección 14 (Ministerio de Defensa) por no considerar creíbles los presupuestos presentados.

Las críticas del PSOE son

  • No se sabe qué política se quiere desarrollar

Un año más, el Gobierno aprueba para la Defensa un presupuesto que no permite vislumbrar qué modelo de Fuerzas Armadas y qué política de Defensa quiere para España, ya que carece de objetivos estratégicos y no aborda ninguna de las grandes necesidades de esta política

  • Los presupuestos no recogen todo el gasto militar

Otra vez el Presupuesto del Ministerio de Defensa para 2015 es un presupuesto virtual ya que sigue sin recoger una previsión de gasto realista, especialmente, para los programas especiales de armamento y para operaciones de nuestras Fuerzas Armadas en el exterior.

  • No se facilita la transparencia y el conocimiento de la defensa

La opacidad de sus cuentas impide basar el debate político sobre cifras reales, lo que hace más difícil enfrentar el problema de manera seria, rigurosa y desde luego transparente, como tienen derecho los parlamentarios y la ciudadanía a la que representa, que debe conocer los riesgos y amenazas que existen para nuestra seguridad y cómo van a gastarse los recursos de todos para afrontar las mismas con garantías

No se critica el importante gasto militar, ni las inversiones en armamentos y el inicio de un segundo ciclo de rearme, ni las operaciones internacionales en las que se participa, ni la hopertrofia del ejército y su desmesurada proporción, ni la corrupción existente, ni la deuda militar generada ni nada de nada. Sólo que el gasto no es transparente y claro.

                     1.2.- Dos enmiendas que piden aumentar el gasto militar pero sin especificar cuantías.

La primera de ellas para mantenimiento de los centros formativos del Talarn y CEFOT n.°1, de Lérica

La segunda para iniciar unos estudios para reubicar el cuartel de Loyola.

                   1.3 Dos de aumento del gasto militar, con un coste final de 20,4 millones de euros

La primera para que se aumente la partida de los BAM

La segunda para dotar presupuestariamente al Observatorio de la Vida Militar con cargo al presupuesto de las Cortes Generales (es decir, encubriendo gasto militar en el presupuesto de las cortes). Con un coste de 5,4 millones de euros

  1.4.- Una de control político:

Para que el Gobierno informe al Congreso de:

1. Estructura organizativa de los ejércitos, “Documento 2025” actualizado, y planificación de efectivos.
2. Ciclo inversor que pretende iniciar, y contenido detallado de la financiación delos programas de armamento, a la vista de la necesidades militares prioritarias.
3. Planes sobre el desarrollo de la industria de la Defensa (capacidades esenciales, plan de I+D, competitividad, financiación).»

El PSOE pide, como se ve, más continuismo.

 EL PP

El PP hace una enmienda que no sabemos si calificar de ridícula o rajoiniana (tampoco sabríamos explicar cabalmente la diferencia). Pide que

Las facultades que en materia de Contratación y Gastos corresponden al Director Gerente del SMC, de acuerdo con lo establecido en el R.D. 1143/2012, de 27 de julio de 2012, por el que se aprueba el Estatuto del organismo autónomo SMC, continuarán vigentes para los expedientes derivados de la ejecución de las obras encomendadas; así como las delegaciones de facultades realizadas por el Director Gerente del SMC que se entenderán efectuadas por el Director…

Es decir, que se lo signa guisando y comiendo los mismos que hasta ahora en materia de contratación. Casi ná.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed