Despilfarrando por el extranjero: 100 infantes de Marina españoles participan en unas grandes maniobras yankis

Imagen de la Marina de Estados Unidos

Las maniobras llamadas Bold Alligator se vienen realizando desde 2011 en terrenos de Carolina del Norte y Virginia.  Las maniobras son gigantescas 80.000 efectivos y la participación de 19 países de la OTAN.  El escenario de actuación abarca 1.600 km de costa.  Su objetivo es revitalizar a la Marina Estadounidense y a su cuerpo de Marines.

aunque se han desarrollado una serie de ejercicios colaterales como la toma de control de embajadas bajo intentos de asalto, el rescate de aeronaves accidentadas u operaciones de ayuda humanitaria.

Parece que España ha participado habitualmente porque tenemos noticias de su participación en 2012 (mismo enlace anterior) y de la participación en 2014 de nada más y nada menos que 100 infantes de marina españoles.  Como publicita el propio Ministerio de Defensa:

Las unidades de la Armada se integraron en un batallón hispano canadiense, a bordo de los buques de asalto anfibio holandés ‘Johan De Witt’ y norteamericano ‘Arlington’.

El Tercio de Armada ha participado con varios oficiales en los tres niveles de la organización del ejercicio. Este año, además, ha desplegado una fuerza compuesta por casi cien infantes de marina de la 6ª Compañía del Segundo Batallón de Desembarco, la Compañía de Reconocimiento de la Brigada de Infantería de Marina y la Compañía de Sanidad del Grupo de Apoyo de Servicios de Combate. Dicho personal embarcó en la ciudad de Ferrol.

Se le olvida al Ministerio de Defensa recordarnos cuánto ha costado a las arcas públicas el viajecito de 100 personas para entrenarse en Estados Unidos.  No será poco.  Este es uno de los gastos que se pueden considerar despilfarradores en un país en grave crisis y que hacen necesaria una profunda auditoría en Defensa.

Por otro lado, también es de resaltar que el despilfarro se dedique a cubrir el entrenamiento de alguna de las unidades más intervencionistas del Ejército.  Seguimos entrenándonos no para defendernos sino para atacar a otros países lejanos.  Tenemos, por tanto, una política de defensa y de exteriores intervencionista y violenta.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed