Los peligros del arsenal nuclear de los EE.UU.

James Vaugham

Fuente:  One Magazine.

El arsenal e infraestructuras nucleares de Estados Unidos no han parado de deteriorarse desde el final de la Guerra Fría. Al menos, esa es la conclusión de dos estudios que el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, va a anunciar, después de haber entrevistado a 1.500 miembros de las Fuerzas Armadas para su realización.

El diario ‘The New York Times’ se ha adelantado y ha revelado los «problemas sistémicos en las reservas nucleares» sobre los que se advierte en los informes. «Estas reparaciones de emergencia costarán miles de millones en los próximos cinco años»

Entre los problemas detectados, se encuentra el mal sellado de las puertas de los silos donde se almacenan las armas nucleares. No hay que olvidar que estas instalaciones tienen en muchos casos hasta 60 años de antigüedad a sus espaldas. Tampoco es tranquilizador saber que los responsables de los 450 misiles balísticos intercontinentales disponen de una sola llave inglesa para fijar las cabezas. Cuando en alguna base se necesita llevar a cabo esta operación, tienen que enviar por mensajería la única herramienta con la que cuentan.

La administración Obama ya ha invertido miles de millones de dólares en la actualización de los laboratorios nucleares y la prolongación de la vida de las armas de más antigüedad de este tipo. Un oficial ha facilitado un cálculo a ‘The New York Times’ sobre lo que costarán las reparaciones: “Supondrán miles de millones de dólares, pero no tanto como 20.000 o 30.000 millones”.

Pero otra fuente, más oficial (aunque tal vez le interese hacer estimaciones a la baja), el Pentágono, estima que:

La implementación de las recomendaciones costará alrededor de 7.500 millones de dólares (unos 6.000 millones de euros) en los próximos cinco años, según los cálculos del Pentágono.

Es decir, la mayor potencia nuclear del mundo no ha cuidado sus arsenales porque se ha dedicado a atacar a muchas otros países del planeta con armamento convencional.

Siguiendo el conocido argumento militar de que lo suyo va lo primero y es indiscutible, nos anuncian que el gasto militar en la cuestión nuclear se va a disparar en decenas de miles de millones.  Nos resulta asombroso que no opten por una disminución drástica de un arsenal nuclear que es, a todas luces, excesivo e inútil en el mundo actual.

EE UU cuenta, según los últimos datos, de septiembre de 2013, con un arsenal de alrededor de 4.800 armas nucleares de las Fuerzas Aéreas y la Marina. Más de la mitad están listas para ser empleadas en cualquier momento desde varias bases en el país y submarinos. La cifra queda muy lejos de las 31.200 que había en su pico en 1967, en plena tensión con la URSS.

Y eso que Obama es Premio Nobel de la Paz gracias, sobre todo, a la apuesta por un mundo libre de armas nucleares.  Parece que esta promesa, como la de cerrar Guantánamo y fomentar un mundo multipolar se le ha olvidado al injustísimo Nobel.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed