¿De verdad los ejércitos españoles hacen una labor por la paz mundial?

 

Imagen de Jesús Domínguez

Fuente: Antena 3

Con motivo de los fastos militares del 12 de octubre (qué curioso que la celebración que se predica como razón de ser de la comunidad, sea una fiesta militar por encima de cualquier otra cosa), el Ministro Morenés, muy en consonancia con el nuevo argumentario del Rajoinato para ganar una plaza en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, felicitó a los ejércitos españoles desperdigados por medio mundo por su labor internacional por la paz mundial.

Las exageraciones de Morenés no tuvieron límites y así, contra toda evidencia, transmitió a los militares el saludo y el abrazo del Rey Felipe VI, quien este sábado le pidió que les enviase su apoyo y agradecimiento por la labor que desarrollan en favor la paz en general,

«pero muy en particular de España y, también, para la credibilidad y prestigio de España»

y también

ha pedido a los militares españoles que se cuiden y sean conscientes de que representan «el mejor momento de España en el exterior»

y, ya en el paroxismo de su éxtasis castrense, que

Eso significa una responsabilidad enorme porque nos representan a todos»

y que

realmente impresiona ver la presencia de España en tan diversos lugares del mundo».

  • Pero ¿en realidad la presencia de 1.816 militares con sus armas en diversos conflictos militares, bajo bandera de la Unión Europea -523 militares-, de Naciones Unidas -580- o de la agresiva OTAN -603-, más los que se encuentran «por libre» apoyando a Francia o en Cabo Verde están ahí para hacer una labor por la paz mundial.
  • ¿De verdad que la participación directa de los ejércitos españoles contribuye a la paz mundial, o más bien a la geopolítica favorable a los intereses de dominación y de status quo de occidente?
  • ¿De verdad que el enorme gasto militar español tiene como objetivo contribuir a la paz mundial y al mantenimiento de un orden justo, o más bien perpetuar un orden inmoral y consolidar los intereses de España como séptima potencia exportadora de armas en el mundo?
  • ¿De verdad que la contribución a la paz que hace «España» es haber intervenido militarmente en 69 conflictos internacionales bajo mandato de los poderosos, o más bien es un rasgo característico de un ejército intervencionista?
  • ¿De verdad que la idea de nuestra doctrina militar de «fronteras avanzadas» que impone el establecimiento de inteligencia militar y de asesores militares en Centroáfrica y otros lugares es una contribución a la paz mundial?
  • ¿De verdad que el enfoque militarista, acompañado de la supresión de la ayuda al desarrollo, de los problemas de seguridad humana en el planeta, de la inmigración irregular, de la seguridad energética y alimentaria, de la sanidad enfrentada a pandemias importantes y tantos otros, es una contribución a la paz del mundo?
  • ¿A qué paz? ¿A la que tiene que ver con nuestra seguridad a costa del malestar de otros o a la que tiene que ver con la promoción de la justicia y de un nuevo orden mundial?

El ministro miente. Con descaro, porque su mentalidad es militarista. Con cinismo, porque sus intereses personales son militaristas y su pasado vinculado al complejo militar industrial que determina las políticas mundiales y que tanto mal han hecho a la causa de la paz.

Miente y se engaña, pues encima pretende que estos tipos son precisamente los que nos representan.Necesita oírlo alto y claro: No, tampoco los ejércitos, por humanitarios que se pongan, nos representan.

A lo que contribuye la presencia de tropas españolas en el mundo y la propagación de material militar español por todos los conflictos pensables, es a la militarización de la seguridad y al prestigio de España como cola de león en el reparto indecente del orden mundial.

Lo que contribuye a la paz mundial es el trabajo abnegado de científic@s, sanitari@s, agentes de la cultura, voluntari@s de la solidaridad, docentes, trabajador@s que luchan contra la explotación, organizaciones sociales de promoción de la justicia y lucha contra la pobreza, redes sociales solidarias y un largo etcétera a los que ni Morenés, ni nadie del sistema, felicita (ni ellos se tomarían a bien estas felicitaciones propagandísticas de quienes más entorpecen la causa de la paz).

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed