Presupuestos militares: el CNI aumenta su partida en 2015

Imagen de CNI y genbeta.com

El CNI comprende el espionaje español y es desde su origen un instrumento militar y de la defensa, tanto por los mandos de este centro como por el personal a su cargo y las misiones encomendadas, ahora más centradas en la «defensa» de esa nueva entelequia que se han inventado y que se llama «fronteras avanzadas«, que sitúa nuestra «inteligencia militar» y expertos militares en lugares tan remotos como Mali, Sudán o Centroáfrica.

Llamativamente, desde que el PP entró en el gobierno en la última legislatura, el CNI se adscribió formalmente al Ministerio de la Presidencia, donde actualmente permanece, pero bajo control militar, como ya informamos en otro post de este blog.

Una de las principales razones por las que el CNI pasó al Ministerio de la Presidencia fue, precisamente, para que su presupuesto no computara como Gasto Militar.

Sin embargo, si seguimos el criterio de imputación de gasto militar de la OTAN, organismo nada sospechoso de ir contra lo militar, el CNI forma parte del gasto militar.

Dicho esto, ¿cómo ha sido tratado en los presupuestos de 2015 el CNI?

En realidad hemos pasado de una asignación, el ejercicio de 2014, de 203,68 millones de euros, que no está nada mal, a la actual de 223,68 millones, con 20 millones más en su presupuesto y un 9,81% de crecimiento en un año.

Como se ve, hay dinero para lo que se quiere y como iremos desgranando poco a poco, lo que se quiere es más militarismo.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed