Apoyamos la coalición contra E.I. pero no ayudamos a Gaza: cooperación al desarrollo versus intervención militar

Imagen de gnuckx

Hace poco informábamos de que España se lanza a colaborar con una nueva intervención militar, ahora contra E.I.  En ningún momento ha informado Morenés de cuál será el coste de dicha intervención, por ello nos imaginamos que será altísima.

Hoy queremos comparar, nuevamente, las políticas de cañones o mantequilla.

Fuente:  Intermón-Oxfam.

Las consecuencias de la guerra de Gaza ha sido, y son, terribles:

 

  • Más de 100.000 personas han huido de sus hogares y están refugiadas en edificios como escuelas de toda Gaza
  • Cerca de 1,5 millones de personas – dos tercios de la población de Gaza – no tienen o tienen un acceso muy limitado a los servicios de agua y saneamiento. Algunas de las personas desplazadas están recibiendo ahora sólo 3 litros de agua al día.
  • La falta de electricidad impide que el 25% de los sistemas de agua funcionen y se está bombeando menos de la mitad de la cantidad necesaria de agua.  
  • Centenares de escuelas y varios centros de salud han sido dañados por los bombardeos
  • Muchos barcos de pesca han sido destruidos, afectando el sustento de miles de pescadores. Numerosas explotaciones ganaderas y numerosas granjas también han sido destruidas
  • Más de 200.000 personas necesitan alimentos.
  • 373.000 niños necesitan atención psicosocial después de que sus casas han sido destruidas, han tenido que huir o han muerto sus familiares.

El trabajo que realiza OXFAM es muy meritorio y necesario:

  • A través de nuestras organizaciones socias, ayudamos con nuestro trabajo humanitario y de desarrollo a aproximadamente 400.000 personas empobrecidas por el conflicto y el bloqueo israelí en Gaza.
  • Estamos proporcionando agua a unas 250.000 personas que han huido de sus hogares.
  • Llevamos a cabo iniciativas para la distribución de vales de comida que permiten a muchas familias tener alimentos que comer, además de apoyar la economía local. Hemos distribuimos estos vales entre más de 80.000 personas desplazadas.
  • Además distribuimos paquetes de alimentos directamente a 1.300 personas desplazadas.
  • Trabajamos con comunidades agrícolas y pesqueras que no pueden acceder a sus medios de vida y prestamos apoyo a hospitales y clínicas móviles para que puedan proporcionar asistencia médica primaria.
  • Con la central eléctrica de Gaza completamente destruida, suministramos combustible a los generadores del hospital de Al Awda y a otros centros de salud.

Y nos imaginamos que todo ello lo consigue con muchísimo menos dinero del que se van a gastar en las políticas oficiales de intervención.

Comparen lo conseguido por ambas políticas.

Comparen lo que van a significar estas dos políticas de cara a mejorar la vida de la población gazatí, a conseguir los Objetivos del Milenio, y a alejar la guerra de Gaza.

Por ello, optamos por no militarizar los conflictos y por apoyar a las organizaciones sociales que defienden lo que queremos defender y lo defienden sin violencia y de manera constructiva.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed