Si nos escandalizan las imágenes de la militarización de la policía yanki en Ferguson, ¿qué diremos de la Guardia Civil?

Imagen de Light Brigading

Fuente:  Rebelión.

El análisis que hay que hacer es bastante sencillo y directo, cuando se militariza la policía de cualquier país los que pierden son sus ciudadanos y sus libertades y derechos:

“Que no quepa duda, la policía en EE.UU. se está militarizando. Y en muchas comunidades, particularmente las de color, el mensaje es recibido con absoluta claridad: ‘Sois el enemigo’”, escribe Tom Nolan , quien trabajó durante 27 años en el Departamento de Policía de Boston. “Muchas comunidades ahora ven a la policía como un ejército de ocupación, sus calles recuerdan más a Bagdad o Kabul que a una ciudad de EE.UU.”

Todo ello está planeado desde antiguo:

Detrás de esta militarización está el “programa 1033” del Pentágono, creado en la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para 1997, que posibilita que el Departamento de Defensa suministre excedentes de equipamiento militar a un coste fuertemente reducido a departamentos locales de policía. El programa fue expandido después del 11-S , y ha llevado a la distribución de 4.200 millones de dólares en equipamiento. Departamentos de policía en todo el país utilizan ahora unos 500 aviones militares, 93.763 armas de asalto y 432 vehículos militares “Protegidos contra Emboscadas, Resistentes a las Minas” – que nuevos cuestan cerca de 700.000 dólares, y que son vendidos a los departamentos por solo 2.800 .

¿Cuándo llegarán estas mejoras en bloque y a lo grande a España?

Nos imaginamos que dentro de poco, si es que no han ido llegando ya, como suele hacer el gobierno de Rajoy, a la chita callando.

No en vano, Interior gasta este verano más de medio millón de euros en material antidisturbios, o, como firmaba en 2012 Marcelino Ollé, el gobierno pretende controlar las protestas de los empleados públicos, incluso hasta el límite (muy interesado, por parte de Rajoy, de intentar mediante circulares obstaculizar las protestas de los funcionarios ante la Moncloa).  Así las cosas no nos extraña que la Voz de Galicia titule que la Policía Nacional tiene el triple de antidisturbios que de investigadores.

 586.608 euros en dotar a las Unidades de Intervención Policial (UIP)con nuevo material antidisturbios.

Durante los tres meses de estío, el Gobierno ha adquirido 400 cascos por valor de 156.816€ y448 chalecos de protección antigolpes por 154.492,80€ a la empresa FEDUR, S.A; 1.395 protectores de piernas a Total Control Handcuffs, SLU por 162.043,20€ y 1.248 escudos a ECOYMA por 113.256€.

Para Rajoy el enemigo está claro: somos nosotros, los ciudadanos contrarios a su estrategia de poder.

Y, además, hay que recordar que una buena parte de la policía, es decir, la Guardia Civil, ya está militarizada en sus estatutos, como indica su propia página web.  Y el gobierno del PP no ha parado en sus intentos de remilitarizar a la Guardia Civil y a los ciudadanos, como ya indicábamos en un post previo.  Pero estamos tan acostumbrados que de estos detalles ni nos damos cuenta y no los analizamos con la atención que merecen para incluirlos en nuestras agendas políticas.

Es de destacar la alternativa que presentan en la noticia sobre Ferguson:

Un paso en la dirección correcta después de la violencia policial en Ferguson sería desmilitarizar las fuerzas policiales de EE.UU. Como recientemente un residente anónimo de Ferguson dijo a la BBC sobre los agentes de la policía de su ciudad: “Es poder. Tienen el poder, sienten que nosotros no lo tenemos. Por eso hacen las cosas que hacen. Lo que hicieron al joven Michael Brown, fue innecesario. Es violencia innecesaria.”

Y esto también es válido y necesario para España, civilizar a los militares.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed