¿Hacia la igualdad de las mujeres imponiéndolas los peores engendros masculinos?

Aguas + con + this + mujer

Por José Eugenio Gómez Rodriguez

Fuente: One magazine

Puede parecer un tanto excéntrico el titular de esta entrada, pero ¿supone un caso de lucha contra la discriminación de género el imponer a las mujeres el servicio militar obligatorio?  Otro engaña contra las mujeres, las pretendemos igualar en lo peor y no en la mejor opción.  ¿No sería más bien el abolir la conscripción militar un claro avance en la lucha contra la discriminación y por la justicia?

En la revista One Magazine ofrecen un artículo que enfatiza el gran avance que el parlamento noruego realizó en 2012, al imponer a las mujeres noruegas un servicio militar obligatorio de un año de duración, con el fin de incrementar sus fuerzas armadas.

Su constitución establecía el servicio militar obligatorio para los varones noruegos, y ahora una ley, en realidad de 2013 y no de 2012, aprueba el servicio militar obligatorio para ambos sexos con el fin de conseguir en 2015 un ejército “neutral en materia de género”, según nos informó la prensa en su día.

¿Un ejército con hombres y mujeres es neutral en materia de género? ¿Un ejército no perpetúa un modelo cultural y político basado en la violencia y la dominación, mantenedor del status quo, sumido en valores como la jerarquía, la obediencia ciega, la sumisión, la amenaza, etc.? ¿Son estos valores contra la segregación de género, superadores del patriarcalismo?  ¿Desaparece el machismo por el mero hecho de admitir mujeres en las FAS?

Y nos ponen un ejemplo de ejército ya integrado que es todo un clamor de lo que supone el ejército en si: el de Israel, donde las mujeres también hacen el servicio militar obligatorio (excepto si están casadas y otra serie de dispensas similares). Un servicio militar de dos años que, además, implica en muchos casos la participación en guerras donde todo cuidado hacia los demás, toda creatividad, toda singularidad y todo lo que supone vida son negados sistemáticamente. Matan niños y niñas, hombres y mujeres indefensos, ancianos, animales y plantas…

Asimilar los peores vicios del patriarcalismo, entre ellos la insana costumbre de la guerra y sus violencias, su preparación constante y sistemática, sus ejércitos, sus valores e intereses, no es un avance ni hacia la igualdad ni hacia la superación del patriarcalismo, sino integrar a las mujeres en esta enorme lacra.

¿Podemos decir que el servicio militar de las mujeres ayuda a la lucha por la liberación de las mujeres?, ¿podemos decirlo en el actual contexto mundial?

Nosotros pensamos que no.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed