¿ Las militaristas Airbus y NH Industries engañan a Alemania, Holanda y … España?

Imagen de Airwolfhound

 

Como indica la fotografía precedente, vamos a hablar de los NH-90, helicópteros de NH Industries y radicada en Aix-en-Provence, y la cual, a su vez, pertenece a Airbus (nombre nuevo de EADS, con el 62’5 % del accionariado) (alemana, francesa y española) , Agusta Westland (anglo-italiana, con el 32 % del accionariado) y Fokker Aeroestructuras (holandesa).  Es decir, nada más y nada menos que para hacer un helicóptero militar se han unido empresas de los 6 grandes países europeos: Alemania, Francia, España, Gran Bretaña, Italia y Holanda.

Esta vez nos parece que El Confidencial se ha equivocado al titular la noticia.  Ellos eligieron «Mandos militares, partidarios de auditar los grandes programas de armamento».  Y no está nada mal porque es un notición que los propios militares estén en contra del hundimiento de su Ministerio de Defensa por las gentes de Morenés.

Sin embargo, a nosotros nos parece que hubiese sido mejor fijarse en que lo importante de la noticia es que:

El Rechnungshöfe, el Tribunal de Cuentas Federal alemán, advirtió este mismo año al Ministerio de Defensa germano de la existencia de ciertos presupuestos de adquisición de armamento que no se ajustaban al “uso prudente de los fondos públicos”.

En concreto, las alarmas saltaron cuando el organismo de estudio financiero alemán detectó irregularidades en la renegociación del contrato para adquirir helicópteros NH-90.

Según la reordenación del contrato, Alemania pasaría de recibir las 122 unidades solicitadas según los pliegos originales a sólo 82. En total, el Ministerio de Defensa dejaba de recibir 40 unidades –un 33 por ciento -, aunque el descuento financiero tan sólo era de un 7 por ciento del montante total del contrato.

Tras varias dimisiones de altos funcionarios alemanes relacionados con la Defensa, el ministerio decidió ordenar una revisión de nueve programas especiales de armamento para detectar si se habían producido sobrecostes excesivos o no ajustados al contrato original de compra. Para ello se contrató a la consultora KPMG, a una empresa de ingeniería y a una firma de abogados.

Entre los programas que están siendo investigados figuran cuatro en los que España también está involucrada: el caza Eurofighter, el avión de transporte A400M, el helicóptero Tigre –no se ha recibido ninguno en propiedad aún- y el anteriormente citado NH-90 –sólo se ha recibido uno-.

De esta parte de la noticia nos parece varias cosas muy importantes:

  1. El Tribunal de Cuentas Alemán realmente inspecciona las cuentas, incluidas las militares, de los gastos de su gobierno.
  2. El Tribunal de Cuentas alemán advierte a su gobierno de contratos que le parecen sospechosos, en este caso por evidente despilfarro:  por recibir un 33 % de unidades menos sólo obtenía una rebaja del 7 % del precio.
  3. Hubo dimisiones de altos funcionarios de Alemania en el entorno de la Defensa.
  4. El Gobierno alemán reacciona ante la noticia y encarga una auditoría.

¿Os imagináis que esta relación de sucesos ocurriese en España?  No, ¿verdad?  Aquí tragamos con lo que sea, sobre todo si es militar.

El caso de Holanda.

El Ministerio de Defensa de Holanda ha anunciado su decisión de suspender la recepción de nuevos helicópteros NH-90 debido a la detección de serios problemas de corrosión y desgaste en los helicópteros del tipo en servicio. Según informa el Ministerio, queda pendiente hasta nuevo aviso la entrega de siete helicópteros NH-90 desde la planta del fabricante, NHIndustries (NHI).

La ministra de Defensa del país europeo, Jeanine Hennis-Plasschaert, informó a la cámara nacional de Diputados este 27 de junio sobre los referidos problemas, resaltando que nnuevos ejemplares serán recibidos solamente si se llega a un acuerdo con el fabricante sobre alternativas de solución, incluyendo absorción de costos de reparación, lo que podría demorar unos meses.

De acuerdo al Ministerio de Defensa de Holanda, Francia también está experimentando similares problemas con sus helicópteros NH-90, aunque a menor grado.

Del caso holandés son dos los puntos a destacar:

  • Su gobierno tiene el coraje y el buen criterio de no dejarse amilanar por la industria del armamento y suspender su pedido hasta que no estén satisfechos con las entregas.
  • También nos llama la atención el hecho de que la Ministra de Defensa informe al parlamento.

Como vemos, muchas cosas nos quedan por aprender.

Pero, ¿qué ocurre en España?

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con diversas voces militares, algunos de ellos mandos y otros expertos en procesos de adquisición de armamento, para conocer su parecer sobre esta iniciativa alemana.

La mayoría de los consultados respaldan aplicar así estas medidas “para conocer hasta qué punto la industria militar puede haberse pasado de la raya” asegura uno de los mandos consultados.

Cuestionados por el caso concreto de los helicópteros NH-90, programa que motivó la investigación en Alemania, aseguran que los datos en España “son aún más preocupantes”: de 45 unidades contratadas, España redujo su pedido a 22, algo menos de la mitad. Sin embargo, el precio del contrato –unos 1.260 millones- “no sólo no se rebajó, sino que aumentó en unos 190 millones”.

En el caso español, el coste unitario de cada uno de los helicópteros ha pasado de 28 millones de euros -según el pedido original- a 65,9 la unidad. Unos 38 millones más cada aparato.

  1. España ha reducido su pedido un 48’8 % y ha visto aumentado su precio total en un 15 %.
  2. El coste unitario que vamos a pagar por cada NH-90 es de 65’9 millones de €, lo que va a suponer un sobrecoste del 42’48 %.
  3. El Gobierno español ni está ni se le espera.
  4. El Tribunal de Cuentas español ni está ni se le espera.
  5. Los grupos parlamentarios de oposición ni están ni se les espera.
  6. Y no nos engañemos, la sociedad española ni se entera, ni le da importancia al tema, ni presiona ni exige.

Según las voces militares consultadas por El Confidencial:

 “Sería positivo para mantener unos presupuestos saneados y equilibrados que se conociera si estos programas y sus descuentos responden a la legalidad vigente” aseguran a ECD las voces consultadas.

Para otros, realizar este tipo de auditorías resulta “un tanto idealista”, ya que según su criterio el sector tiene “unas peculiaridades diferentes a cualquier otro mercado. No es lo mismo hablar de tecnología de defensa, como un Eurofighter o una fragata, que de cualquier otro producto de uso civil. Las negociaciones con la industria de defensa son complejas y duras” aseguran quienes no ven clara esta vía.

Es decir, nuestros militares, los expertos directos, los responsables directos de estas estafas al dinero de todos, dicen que sería «un tanto idealista auditar este tipo de contratos.

Cuando hablan de este tipo de contratos estamos hablando de los Programas Especiales de Armamento (PEAS).

¿Qué alternativa social se le podría dar a los 65’9 millones de euros que nos cuesta cada NH-90?

Por ejemplo:

– 65’9 millones de € es lo que invierte en 2014 la Consejería de Sanidad de Castilla León para obras y equipamientos de todos los centros de atención especializada.

–  65’6 millones de € es lo que destina Fomento de 2013 a 2016 en políticas de ayuda a la vivienda en el Principado de Asturias.

– Fomento destina en 2014 para obras de mejora de la carretera N-II a su paso por la provincia de Gerona 65 millones de €.

–  El PSOE denuncia que Castilla León perdió 64’5 de recaudación por la implantación del céntimo sanitario, dado que la gente compró menos medicinas.

–  64 millones de € es lo que vale la puesta en marcha de la FP básica en la Comunidad de Valencia en el curso 2014-2015.

–  En 2014, la Junta de Castilla y León trasfiere 62’5 millones del Programa de Desarrollo Rural a 7.411 agricultores y ganaderos.

–  En 2014, el Gobierno de Navarra destinará 60’5 millones de € para residencias de personas mayores.

Pues ahora recordad multiplicar por 22 todos estos datos, dado que son el número de NH-90 que vamos a adquirir.

¿Es esto terrorismo económico?

Es decir, dinero hay o para cañones o para mantequilla.  Nosotros elegimos.

Share

4 comments

  1. […] Por lo tanto, al coste del programa Tigre, uno de los PEAS que han endeudado al Ministerio de Defensa, hay que sumar, además, la infraestructura para que estas armas no se mojen, no sea que se les corroa dados los problemas que denunció Holanda. […]

  2. […] otro lado, hace poco informábamos de que también había problemas con los NH-90, helicópteros de combate, en concreto, problemas de […]

  3. […] cazas Eurofighter, que fabrica consorciado con otras industrias de armas, con potentes sistemas de armas de guerra y […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed