El militarismo mantiene sus plantillas contra viento y marea

ninot+making+fun+of+the+sympathy+of+the+King+of+Spain+Juan+Carlos+I%2C+with+the+military+coup+attempt+carried+out+by+Tejero+on+February+23%2C+1981.

European People’s Party

Hemos tenido acceso al último Boletín Estadístico del Personal al servicio de las Administraciones Públicas, publicado por la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas y a los datos que ofrecen un cuadro comparativo de las plantillas de personal público vigente.

Como se sabe, la ideología neoliberal del PP preconiza la ineficacia del sector público y la necesidad de su significativa reducción para que sea el mercado el que se encargue de arreglarlo todo merced a esa mano invisible que armoniza los contrarios.

Desde esa lógica, y con la añadida excusa del excesivo gasto público, acabar con el funcionariado es una de las políticas impulsadas por Mariano y sus ministros, bajo la vigilancia estrecha de la Troika.

¿Cómo ha evolucionado la cosa durante 2013?  Veamos algunos datos relevantes.

Para hacer una correcta comparación, hemos usado también los Boletines correspondientes a los dos semestres anteriores; es decir, el que ocupa desde Julio 12 a Enero 2013 y el que corresponde a Enero 2013 hasta Junio de 2013.

Si utilizamos los datos de estos períodos encontramos:

1) Desde julio de 2012 a enero de 2014 el total de personal al servicio de las distintas administraciones ha pasado de 2.636.181 personas a 2.551.123 personas, con un descenso de puestos de trabajo de 85.053 personas que se han ido al paro, un descenso del 3,22% en las plantillas de personal al servicio de las administraciones.

2) Desde julio de 2012 a enero de 2014 el descenso de personal al servicio de la administración central del Estado ha pasado de 579.892 personas a 558.802, con una pérdida de 21.090 personas (un 3,63%)

3) Este descenso en la administración central del estado es muy desigual, pues mientras en control social (fuerzas armadas, guardia civil y policías) ha sido de únicamente 7.950 personas (el 2,8%) en el resto de personal al servicio del Estado ha sido de 13.140 personas, un 4,3 %, casi el doble.

4) Si tenemos en cuenta el peso del personal dedicado a control social sobre el resto de personal al servicio de la administración central, resulta que en 2012 suponía el 47,41% del total del personal al servicio de la administración central, pero en enero de 2014 la cifra ha subido ligeramente, al 47,7% del personal al servicio de la administración central, en una creciente re militarización de la administración; política que se refuerza por los cambios normativos que se están implementando para que el personal militar pueda ejercer también funciones en el funcionariado civil.

5) Desde julio de 2012 hasta Enero de 2014, el personal al servicio de la administración de las comunidades autónomas (que comporta el personal con competencias en la mayoría de los servicios sociales y educativos)  ha pasado de 1.334.226 personas a 1.284.646, con un descenso total de 49.580 personas y un descenso del 3,71%

5) En cuanto a la administración local, se ha pasado de 567.295 personas a 560.744, con pérdida de 6.551 personas, (1,15%).

6) Respecto de la administración local, es significativo un cambio de tendencia en el ultimo semestre, con la recuperación «preelectoral» (las elecciones son dentro de un año aproximadamente) de 11.734 puestos de trabajo.

7) el mismo fenómeno, con menores proporciones, ocurre en la administración autonómica, donde se han recuperado 3.273 puestos de trabajo en el último semestre.

8) La pérdida de personal ha sido acusada en las Universidades, donde se ha pasado de 154.768 personas a 146.901, con una pérdida de 7.867 (5 %)

Estos datos permiten encontrar algunos argumentos, como son:

  • Se prioriza el control social sobre cualquier otra actividad pública.
  • Se privilegia la estabilidad del personal dedicado a control social frente a cualquier otro empleo público, que pierde estabilidad.
  • Comparativamente, el cuadro destinado a control social y militarización resulta un verdadero agravio respecto a las necesidades sociales que se cubren con el personal destinado a otras actividades, principalmente el destinado a sanidad, educación o servicios sociales básicos.
  • Se observa un uso partidista y electoralista de la contratación pública, que sospechosamente crece en lo local y autonómico ahora que nos acercamos a comicios locales y de una gran parte de las autonomías.
  • Es curioso observar cómo de los cuadros estadísticos que ofrece el Estado sobre su personal se excluyen algunos capítulos de personal, como el CNI, militares y guardias civiles y policías en la reserva  y los altos cargos, que ni computan en las tablas ni se tienen datos de su cuantía.
  • Se comprueba, una vez más, el enfoque autoritario de las políticas públicas del PP, que aspira a una administración «mínima» y sobre todo, disponible para el ejercicio del control social y militar.
  • El militarismo mantiene sus plantillas y privilegios contra viento y marea
Share

One comment

  1. […] nos informa diariomilitar.es, y nosotros mismos, en este año se han convocado, por ahora 470 plazas para militares (muy por encima de lo que es la […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed