Defensa planea regalar a las industrias militares otros 22.500 millones de euros de la burbuja militar

Canarias por la Paz

fuente: El confidencial

La noticia no es nueva. Nosotros ya la hemos denunciado varias veces. Lo militar ha generado una burbuja impagable por la adquisición de programas de armamentos inservibles (PEAS) y que el propio estado ha «prefinanciado» a las industrias militares a interés cero.

Según los datos que habían trascendido hasta hora, Defensa iba a pagar entre 800 y 900 millones de euros anuales hasta 2030 para ir amortizando esta tremenda deuda militar.

Lógicamente no salían las cuentas, a no ser que se diera como pago parcial los más de 15.000 millones de euros que el gobierno ha ido dando a la industria militar para la prefinanciación de los programas de armas a interés «cero».

Pero no se sabe qué será de esos 15.000 millones ya pagados: si es que van a ser devueltos por las industrias militares al Estado o no.

Lo que ahora ha trascendido, gracias al informe de respuesta que Defensa ha realizado ante la pregunta de la diputada de UPyD Irene Lozano, es el cuadro de amortizaciones que pretende realizar Defensa para el pago de los 22.500 millones de euros que faltan de pagar.  Un verdadero escándalo, que esconde pagos desde 2014 a 2030, hasta una suma acumulada superior a los 22.500 millones de euros (más del 2,5 % del PIB español) y fuera de todo control presupuestario.

Durante 2014 y 2015, años preelectorales, el gobierno prevé pagar (por supuesto fuera de los presupuestos generales del estado y por medio de créditos extrapresupuestarios) entre 800 y 900 millones de euros anuales, según había comprometido y anunciado cuando nos intentó convencer de que pagar esta deuda era ineludible.

Pero pasadas las elecciones viene la barra libre de pagos hasta el año 2030, con pagos anuales por encima de los 1.000 millones anuales (2.045 millones de euros en 2020) conforme al cuadro que acompañamos.

Estas cantidades, para entendernos mejor, suponen un «extra» a sumar a los crecientes presupuestos del Ministerio de Defensa, que igualmente se prevé por parte del ministerio que subirán progresivamente a partir de 2016.

A ello se une el anuncio de que será necesario emprender otro nuevo ciclo de compra de armas para «modernizar» el arsenal militar, lo que supone que, a pesar de no haber podido pagar la tremenda losa de los actuales programas de armamentos, piensan endeudarse por segunda vez y probablemente con un mecanismo parecido al actual, para adquirir de nuevo armas que ni son necesarias, ni útiles y que únicamente benefician al sector militar industrial y al conjunto de intereses entremezclados del complejo militar-industrial español.

Parece que para el gasto militar no hay límites ni políticas alternativas.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed