Tropas españolas en «nuestra» frontera avanzada

EF-18%2B

Por Nacho

Fuente: ABC

El Ministro Pedro Morenés, antes de acudir a los fastos de nombramiento del nuevo capitán general del ejército y de la entronización de dicho capitán general como rey del reino de España, acudió el domingo 15 de junio a visitar a las tropas españolas en «República Centroafricana», donde España interviene militarmente desde hace 50 días.

Con esta, ya son 70 las operaciones militares en la que ha participado España, sin que nadie levante el dedo ni se pregunte si con tanta operación militar no será nuestro ejército uno de los más proactivos ejércitos intervencionistas del globo.

«Vuestra presencia en esta misión honra a España y a las Fuerzas Armadas … Tenemos una misión que cumplir. También responsabilidad por la seguridad de cada uno y la de los compañeros. Aquí está lo mejor de España y les deseo éxito en la misión». ha dicho Morenés. Ya ven ustedes: la honra de España está en que nuestra soldadesca se meta en una guerra a repartir parafina pretoriana, pues es en lo militar donde en la mentalidad estrecha de este ministro girapuertas está lo mejor de España, y no en la ciencia, en la cooperación, en la solidaridad, en la sanidad, ni en ninguna de las cosas por las que los pueblos progresan. Es nuestro sino, rendir tributo a la brutalidad y a la violencia y aprovecharnos de sus resultados.

Pero podemos preguntarnos ¿Qué es lo que se nos ha perdido en República Centroafricana?

Según la publicidad engañosa a la que nos tienen acostumbrados los discursos del etnocentrismo dominante, estamos para que luzca la paz, para mediar y civilizar un conflicto civil y religioso entre selekas (musulmanes) y antibalakas (crisitanos), los cuales dicen, entre que son africanos y negros, se matan y rematan brutalmente, como corresponde a su condición de tercermundistas e incivilizados.

Nada como leer el ABC, prodigio de la modernidad y civilización primermundista, para comprobar este tipo de lecturas baratas y carcas.

Ahora bien, cabe otra explicación, que es la obvia, y que tiene que ver con la estrategia de dominación en la que anda metida la Unión Europea y otros actores internacionales, y con los recursos de la región.

En el caso español, contamos además con una estrategia militar implementada en los documentos de planeamiento militar, y concretamente en el llamado «estrategia de seguridad nacional» que avala el uso del ejército en lugares lejanos como Centroáfrica: la llamada «frontera avanzada española», un término que viene a decir que la frontera para nuestra seguridad (que justifica el despliegue de tropas e inteligencia militar organizadas entre otras cosas) son el Golfo de Guinea, Mauritania, Centroáfrica o el punto del continente africano que al ejército le parezca bien.

La idea de que poseemos un área de influencia que justifica la «frontera de seguridad avanzada» a más de mil kilómetros del territorio del estado español, ya la denunciamos en otro artículo con pelos y señales.

Fíjense bien: tenemos un área de influencia que legitima la intervención militar situada en Centroáfrica, y nosotros tan tranquilos. De ahí el ejército español actuando en esa zona y el ministro visitando a este ariete.

Por cierto ¿A qué huele esa idea de la frontera avanzada? ¿No les suena al gran área alemana de los años treinta o al área de influencia yanki que ha justificado su militarismo imperialista de siempre? ¿Nosotros también jugamos con estas ideas rancias?

¿Quieren ver hasta qué punto se toman en serio esta dimensión militar de las fronteras avanzadas en el ejército? Mediten las declaraciones del Ministro de Defensa al diario ABC:

Cualquier operación que pueda poner coto a ese movimiento desestabilizador por antonomasia cuenta con el apoyo y contará con la participación de España

Ya ven, cualquier acción. Todo vale.

Y lo peor, es que estos juegos tan poco inocentes no sólo perjudican a otros pueblos y nos convierten en un verdadero e insoportable país canalla, sino que pagamos alegremente este capricho para mayor enriquecimiento de nuestra élite extractiva.

Casi nada.

Share

One comment

  1. […] cuatro países, veremos una extraña coincidencia entre la idea de posicionar a España en la “frontera avanzada” de Centroáfrica (Sahell, golfo de guinea) y la coincidencia de mantener ya tropas en estos […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed