El derecho a portar armas no genera democracia

Aunque el vídeo es un poco antiguo, está publicado el 7-11-2012, nos ha llamado mucho la atención ver a Pablo Iglesias, ahora líder de PODEMOS, defender el derecho a portar armas como lo hace la Constitución Estadounidense.

Entonces no era líder de PODEMOS, ni ésta existía, pero ahora sí lo es y nos preguntamos si esta es la línea del partido.  No lo creemos, la verdad, sobre todo si recordamos su programa electoral para las europeas de 2014, que marca un horizonte bien distinto.

 

Iglesias reivindicaba, por lo menos en términos teóricos, el derecho de los todos los yankis a portar armas.  La base de la argumentación de Pablo Iglesias es que el Estado no debe tener el monopolio de la violencia.

Habla, en su monólogo, del derecho a portar armas como un derecho base de la democracia y dice:

Si algo sabían los patriotas americanos que expulsaron a los ingleses es que la democracia es incompatible con el monopolio de la violencia por parte del Estado que inventó el absolutismo europeo.  La democracia es tal si el poder está repartido.  Y si la base del poder es la violencia, el pueblo no puede delegar el fundamento de la soberanía

En nuestra opinión, mal haría PODEMOS cayendo en estas argumentaciones sin tener en cuenta que existen otras alternativas de razonamiento.

  1. ¿Por qué la base del poder ha de ser la violencia? Desde el antimilitarismo y la noviolencia abogamos por una alternativa en la cual la base del poder es la colaboración, el reparto, la participación igualitaria, la cooperación.  ¿Acaso, el antimilitarismo, el pacifismo, la noviolencia no tienen cabida en el proyecto político de PODEMOS?
  2. El axioma de que la violencia es la base del poder está enmarcado en el paradigma dominación-violencia y ello es otro ejemplo más de la violencia cultural en la que estamos envueltos y no nos deja ver nada más allá.  Y, por lo tanto, no nos deja poder crear alternativas políticas, sociales y económicas, posibles desde otro paradigma alternativo que es el de la cooperación-noviolencia y que suponemos que es la aspiración de PODEMOS.
  3. La democracia con lo que es incompatible es con la violencia.  Ya sea directa, estructural o cultural.  No con el monopolio de la violencia por el Estado, lo cual es sólo una de sus formas.
  4. Que la gente tenga armas provoca situaciones violentas como las que se produjeron en 2012, cuando murieron medio millón de personas por actos violentos.  Las pruebas que existen de que la violencia en EE.UU. ha creado y está creando una espiral violenta interna y externa son muchísimas, y tampoco se puede decir que la democracia USA sea muy avanzada cuando hay un bipartidismo (en el que ambos partidos tienen posturas muy semejantes) feroz y absolutista.  Atroces son las consecuencias de la defensa de portar armas:  en Estados Unidos cada hora se producen tres muertes por armas de fuego.
  5. Siguiendo el argumento de Pablo Iglesias, podríamos decir que la política de venta de armas de EE.UU. al resto del mundo no tiene como objetivo beneficiarse económicamente y someter al resto de los países al aumento de los gastos militares para que no puedan desarrollar sosteniblemente sus sociedades, sino repartir democracia por todo el mundo.
  6. Afirmar que la «soberanía» se fundamenta sobre la violencia y aspirar a impedir el monopolio de la misma en manos del Estado para distribuir su uso en el pueblo, que se supone que por medio de su uso conseguiría las transformaciones que se buscan y se opondría a sus enemigos, es aplicar doctrinas desfasadas que históricamente no han conducido a ninguna liberación del pueblo ni a mayores dosis de democracia y soberanía popular, sino a militarización y opresión.
  7. Ejército, ni el del pueblo. Aspirar a la soberanía popular efectiva y con contenidos pasa, entre otras muchas cosas, por transformar las relaciones de poder desde la violencia actual a la noviolencia. Más bien podríamos decir que el estado con su violencia nos impone la noviolencia como alternativa de lucha para desterrar su lógica de nuestras relaciones.

Sin duda, el corte de youtube puede estar descontextualizado, o ser un mero ejercicio de polemista-monologista.  Probablemente, ahora lo matizaría mucho Pablo Iglesias, si lo repasase.  Lo que es importante es que en este debate de la violencia-noviolencia y del militarismo-antimilitarismo avancemos todos, para lo cual nos brindamos a seguir dialogando.  Y decimos que es importante porque un mundo distinto, alternativo, puede tener muchas bases ideológicas, pero no la violencia y el militarismo.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed