Elecciones Europeas 2014: las posiciones críticas en el tema de la Defensa (IV)

Imagen de Rafel Edwards

En el sector crítico de la sociedad con la actual política militarista de defensa habría que englobar a tres partidos políticos:  IU, Equo y Podemos.  Sus críticas, muy loables y necesarias, tienen que ver con el militarismo y la resolución violenta de los conflictos internacionales, también con el comercio de armas y su producción, además, de con la OTAN.  Sus propuestas hablan de reducir el gasto militar.

En nuestra opinión, además de la crítica hay que valorar si estos programas presentan propuestas alternativas a la política de defensa actual.  Para ello habría que basarse en, al menos, cuatro grandes ejes:

  • ¿Qué queremos defender?  Aquí sería importante abogar por el concepto de Seguridad Humana como alternativa total al concepto de defensa militar.
  • ¿Cómo defendernos?  Habría que optar por las defensas noviolentas y basadas en la participación ciudadana en los movimientos de base yhorizontales como alternativa a las políticas violentas y militaristas actuales.
  • ¿Quién toma las decisiones en materia de defensa?  La opción alternativa fomentaría la participación ciudadana y la divulgación de esta política en la sociedad como única manera de conseguir una política de defensa no elitista como en la actualidad.
  • ¿Cómo se pasa de la sociedad actual dominada por la política militarista y violenta a otra que se base en la cooperación y la noviolencia?  En nuestra opinión sería muy valorable la presencia de un plan detallado, pormenorizado con actuaciones concretas y con una temporalización clara.  Es lo que nosotros en muchos otros artículos hemos llamado transarme y que, penosamente, ningún partido político recoge en sus propuestas.

Imagen de tietarteve.com

IZQUIERDA UNIDA.

El programa de IU le da relevancia al tema de la Defensa.  IU parte de un análisis de la realidad actual que se basa en explicar que tanto el capitalismo como el imperialismo provocan la actual crisis global, y que ésta se manifiesta en crisis de la democracia, en no consecución de los Objetivos del Milenio, en aumento del gasto en armamento y en aumento de las guerras.

Ante esta situación propone dos grandes líneas de acción: el fomento de foros democráticos internacionales para resolver los problemas mundiales y la construcción de agendas comunes de actuación alternativa.

El enfoque de IU supera el estrictamente militar y lo amplia hacia el concepto de Seguridad Humana, que no explican, pero que tiñe sus propuestas y análisis de los problemas y soluciones.  Por ejemplo, priorizan el cumplimiento de los Objetivos del Milenio como uno de los aspectos a trabajar y para ello proponen dos vías de financiación: el ahorro en gasto armamentístico y el impuesto de transferencias a la banca.  También proponen la consecución a nivel europeo del 0’7 % para cooperación y que la política de cooperación al desarrollo sea una política pública.

Otra característica del programa electoral de IU es que buscan dar alternativas y, además, intentan concretarlas.

La paz, el desarme y la cooperación son las grandes líneas en la parte de exteriores que tiene que ver con la PESC.

En la parte más estrictamente militar, denuncian que el concepto estratégico de la OTAN es intervencionista y sitúa a la propia OTAN como una amenaza, para acabar proponiendo su disolución.

Por otro lado, también son claros en el no a las bases militares de Estados Unidos en España, principalmente críticos con la de Morón por albergar el Escudo Antimisiles.

Otras propuestas suyas son:

  •         Desnuclearización.
  •         Convención internacional de Desarme.
  •         Desaparición de las armas de destrucción masiva.
  •         Disminución de la industria militar hasta un punto 0.
  •         Mayor rigor en el código de exportación de armas.
  •         Prevención diplomática de conflictos.
  •         Renuncia a la guerra.
  •         Disminución de los presupuestos militares.
  •         Reconversión de la industria militar a uso civil.
  •         Destinar infraestructuras militares a usos civiles.

En general IU se acerca a uno de los dos aspectos de las politicas que buscan un cambio de modelo de defensa: quitar poder a lo militar, y anuncian algunas de las medidas que inician un planteamiento de transarme.

No llegan a enunciar la idea de un cambio gradual de transarme hacia un modelo alternativo de seguridad basada en la seguridad humana, pero sus medidas pueden predisponer a ese cambio.

 

Imagen de gaiaespana.com

EQUO.

Al igual que los restantes grupos críticos con el modelo militar vigente, Equo sitúa sus propuestas sobre el militarismo en el desarrollo de la política exterior de la UE. Dos son los apartados de su programa que tienen que ver con la materia de la seguridad:

  • El primero, que propone la actoría de la UE como un actor multilateral que apoye una gobernanza mundial desde la defensa de los derechos humanos, las libertades, los derechos básicos y la “seguridad humana”, en lugar de la defensa militar tradicional.

Se define en este primer bloque la idea de seguridad humana como idea rectora de las políticas internacionales y de seguridad. No sólo se define, sino que se añade que esta seguridad humana lo es “en lugar de la defensa militar tradicional vinculada a la defensa del territorio”.

Tal vez la frase es equívoca porque no se alcanza a ver si la seguridad humana definida es compatible  con una defensa militar “no tradicional” o busca su gradual pero firme desaparición.

Afirman que para lograr todo esto pretenden que el Parlamento Europeo sea supervisor de la política de seguridad y defensa y que el Alto Representante amplíe las competencias de esta política común.

Añade que esta política exterior de la UE se oriente a la defensa la justicia universal, la solidaridad, la paz y la defensa de los bienes comunes globales, lo cual es reiterativo con lo propuesto más arriba.

Aspiran a que la UE lidere la reforma democrática de la ONU.  Y proponen la creación de sistemas de alerta rápida para la violación de derechos humanos y la potenciación de los mecanismos internacionales de lucha  contra las violaciones de éstos.

  • El segundo de los bloques de propuestas se encuadran en la actuación del a UE ante los conflictos armados y las crisis internacionales.

Su cuadro de medidas es diverso:

– Propone en primer lugar que la política ante estas materias se base en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución noviolenta, bajo la premisa de la seguridad humana (la segunda vez que el programa de Equo menciona este término) y en el horizonte de construir unas relaciones internacionales pacíficas.

– A su vez afirman la necesidad de favorecer la transición colectiva hacia la desmilitarización a nivel mundial y la eliminación progresiva de las armas (fabricación y venta).  Imaginamos que bajo la idea de desmilitarización colectiva se quiere decir la desmilitarización conjunta de la comunidad internacional, en la opinión de que ésta se tiene que dar en todos los países simultaneamente, lo cual es discutible cuando se pretende provocar una dinámica que fuerce una efectiva desmilitarización de la defensa, que ha de empezar por algún lugar.

– Propone crear un Centro para la resolución de conflictos vinculado a la OSCE.

– Propone que la UE ponga en marcha planes específicos para que el abordaje de los conflictos se haga preferentemente desde las entidades y ONGD locales, remarcando una vez más la más que cuestionable solución a los conflictos que aporta la alternativa militar e intervencionista.

De forma incoherente con la idea de cooperación entre los pueblos y de solidaridad que incorpora la idea de tránsito hacia una alternativa noviolenta de defensa, apoyan la creación de cuerpos civiles de paz, lo que abunda en la idea intervencionista, incompatible con el modelo de defensa noviolento y nos devuelve a la óptica militarista que en otros lugares del programa se ve que se quiere abandonar.

Propone reducir el gasto militar de cada estado y la creación de un único ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN. Igualmente, sin explicación de un proceso gradual, ésta línea es incoherente con la propuesta de un proceso gradual de desmilitarización anunciado (no definido) antes.

Propone también la reconversión del sector armamentístico europeo hacia sectores que creen riqueza social y ecólogica y por una transición a medio plazo que conlleve la desaparición de cualquier ejército del seno de Europa.

– Proponen sanciones a las empresas que se lucran con recursos naturales de zonas en conflicto.

– Mientras se llega a estos objetivos, demanda el cumplimiento de la Directiva 944/2008 del Consejo, así como del Tratado de Comercio de Armas, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas, que recogen, entre otros, el seguimiento y control del material al país destino y la transparencia de la información sobre las transacciones realizadas.

En resumen, la propuesta de Equo vive en la tensión entre la idea, que empieza a esbozarse, de una transición hacia un modelo de seguridad alternativo basado en la idea de seguridad humana y de marcado carácter noviolento, por medio de un proceso de tránsito gradual, y la apuesta, aún, por algunos de los tics del modelo militarista, basados en el intervencionismo, la legitimación del uso de una fuerza militar más reducida, la idea de desarme compartido que ha conllevado las políticas de desarme oficiales (que nunca han conseguido hacer del desarme una realidad material, sino una mera táctica de ventajismo de los respectivos militarismos)

Imagen de elfaradio.com

PODEMOS.

Podemos construye su programa electoral alrededor de seis conceptos:

  •         Recuperar la economía,
  •         Conquistar la libertad,
  •         Conquistar la igualdad,
  •         Recuperar la fraternidad,
  •         Conquistar la soberanía,
  •         Recuperar la tierra.

Todos ellos seguidos de la idea clave para este partido:  construir la democracia.

En lo que se refiere a lo militar, le da una relevancia escasa y muestra una apuesta por un ejército menos ofensivo y más favorable a la paz, si bien apuesta por una linea de intervencionismo por medio de cuerpos civiles.

La imprecisión de su programa en cuanto a la fundamentación de sus propuestas en materia de política militar no nos permite saber si aspiran a una supresión alternativa del modelo de defensa militar, o a la construcción de un ejército neutral, respetuoso y democrático, pero imbuido del paradigma militar de la defensa.

Propone una serie de medidas críticas con el modelo de defensa vigente:

1.- La reducción del presupuesto destinado a gasto  militar y el trasvase de lo reducido a investigación básica

2. La reconducción de la política internacional europea en favor de la paz y contra la guerra.

3.- Promoción de sanciones activas a entidades e instituciones con gobiernos o parlamentos que no defienden los derechos humanos.

4.- Impulsar una comisión de desarme en el seno de la UE

Además, bajo el epígrafe “defender la paz” sitúan otra serie de medidas, algunas redundantes con las planteadas anteriormente:

Referéndum vinculante sobre la salida de España de la OTAN.

Rechazo de las intervenciones militares en la resolución de conflictos internacionales.

Desmantelamiento de las bases militares extranjeras en terceros países.

– Impulso de las relaciones solidarias entre los pueblos.

– Papel comprometido de la UE en la paz mundial y creación de un Servicio Civil de Paz cuya  actuación quede circunscrita al ámbito de la interposición y que sustituya a las intervenciones armadas.

–  Promoción de nuevos tratados de desarme.

En resumen, Podemos se muestra crítico con el actual modelo de defensa, pero sus propuestas no dejan leer qué alternativa, si la hay, proponen en lo global y en las políticas a desarrollar. No sabemos si apuestan por un ejército no ofensivo y más asumible o si buscan la superación del modelo militar de seguridad, basado en la idea de ejércitos. Por otra parte, apuestan por un intervencionismo de rostro humano, por medio de cuerpos civiles de paz, que vuelve a participar de la idea intervencionista del modelo militar de defensa.

 

 

 

 

Share

One comment

  1. […] preguntamos si esta es la línea del partido.  No lo creemos, la verdad, sobre todo si recordamos su programa electoral para las europeas de 2014, que marca un horizonte bien […]

Responder a El derecho a portar armas no genera democracia | utopiacontagiosa.org Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed