Las fuentes de energía, objetivo de la dominación militar

Por Rodrigo Gómez Sanz

Fuente: Lainformación

el control dominio y seguridad de los recursos energéticos se va a configurar como la piedra angular del desarrollo de la humanidad».

Lo ha dicho Pedro Morenés, ministro de defensa español y ex-vendedor de armas al mundo entero, en la Jornada «Energía y geoestrastegia 2014», jornada que ha valido para presentar un libro del mismo nombre, bajo los auspicios del presidente de Repsol,  Antonio Brufau, y el consejero delegado de Gas Natural Fenosa y presidente de Enerclub, Rafael Villaseca. 

Estos capitostes unen sus esfuerzos en esta reflexión que enlaza intereses aparentemente tan distantes: fuentes de energía (necesarias para el desarrollo humano) y militarismo (que impone una solución violenta y de dominación sobre las mismas).

Morenés lo deja claro. Es un hombre sin pelos en la lengua ni remordimientos en la conciencia. Para él la seguridad energética es

una variable estratégica de crucial importancia en el panorama global internacional, tanto de la acción diplomática y económica de los países como de su política de seguridad y defensa

No sabemos si es que los grandes capitostes de las industrias expoliadoras de energía en España unen, además, sus propósitos con el aparato armado que propicia el pensamiento militarista y aspiran también al «control, dominio y seguridad de los recursos energéticos» con tanta desfachatez.

Es curioso que las grandes palabras del conferenciante hablen de seguridad energética para referirse al cruce de intereses entre las grandes multinacionales suministradoras de energías y el control y dominación que se busca, manu militari, sobre las fuentes de energía. Es curios este uso malintencionado de la idea de seguridad energética cuando, por otros medios, nos enteramos que un porcentaje nada desdeñable de personas en España (no digamos en otros lugares menos privilegiados) sufren pobreza energética a causa de las reglas de la lógica capitalista.

¿Qué seguridad energética es la que predican los dueños de las energías? ¿La de las personas de carne y hueso o el aseguramiento egoísta de las fuentes en mano de los acaparadores que generan violencia estructural con su actuación inmoral?

Morenés ha avanzado un poco más, para negar la relevancia de los aspectos humanos y ecológicos en la idea militar de seguridad energética. Según el diario de donde tomamos la noticia,

Morenés también ha dicho que la política energética de la UE no debe ceñirse básicamente a los aspectos medioambientales y debe alcanzar una «verdadera política energética común, donde se fomenten las interconexiones

Nada de veleidades sentimentales: negocio y dominación, como está mandado.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed