Fronteras de seguridad avanzada

Imagen de Alessandro Vannucci

Pensamos que la Real Academia de la Lengua y muchos premios Nobel de Literatura deberían estudiar con atención el mundo militar para aprender lo que el el uso de las metáforas, de los eufemismos y de los circunloquios hueros.

«Frontera de seguridad avanzada»:  dícese de la frontera española situada en Mauritania (a algo más de 1.000 km de distancia de Cádiz, por ejemplo). Un término que la academia consideraría inadecuado.

Bella e imaginativa construcción verbal que quizá quiera ocultar como es habitual en los eufemismos (según la RAE, manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura y malsonante) una realidad mucho peor.  España pone su frontera sur en el punto de África que le da la gana.

Como dice la RAE, la parte dura y malsonante sería la siguiente:

El Sahel es la frontera de seguridad avanzada de España y donde se concentran las mayores amenazas contra la seguridad de nuestro país. De hecho, la Estrategia de Seguridad Nacional la define como una “zona vital para los intereses de España” y es donde el Ejército de Tierra está fijando su mirada como el posible escenario en el que tendrá que intervenir en el futuro para apoyar a los países de la “ribera sur del Mediterráneo”.

según nos informa onemagazine.

Y realmente da miedo ver que Mariano Rajoy y Pedro Morenés, a la chita callando, van dando forma a los aires intervencionistas y guerreros que tuvo Aznar.

Si analizamos la frase nos quedamos de piedra.  Las mayores amenazas para «nosotros» se concentran en el Sahel.  Nuestras mayores amenazas vienen andando mil kilómetros para saltar una valla con concertina y conseguir un trabajo con el que mandar algo dinero a sus familias pobres. ¡Hay que ver!

Si este es nuestro mayor enemigo es que no existen enemigos, como reza nuestra Directiva de Defensa Nacional aprobada por el PP al llegar al poder.  Pero es que si interviniendo en la frontera de Mauritania es como nos defendemos de nuestros enemigos, quizá nosotros y nuestra política intervencionista sea el enemigo.

El enemigo de los pobres y de los africanos.  Pero también, si tenemos algo de humanidad, nuestro propio enemigo.

Todo se ultima, como nos comenta la noticia, en el Mando de Canarias.  Y no se ultima de cualquier manera sino con el más puro y duro planeamiento militar de acercar efectivos y armamento al lugar de la batalla.

Leyendo la noticia parece que la intervención a gran escala en suelo mauritano está cercana y que España se está preparado para asumir un papel parecido al de la intervencionista Francia en África.

Por otro lado, también onemagazine, nos informa de que

La Guardia Civil va a firmar un contrato de subvención del proyecto de colaboración con Mauritania `West Sahel II´, una operación que ya ha sido autorizada por el director general de la Benemérita, Arsenio Fernández de Mesa.

El objetivo de este acuerdo es reducir el volumen de la inmigraciónirregular que circula por el norte de África para tratar de acceder a Europa, a través de España o de Italia. Para ello, a lo largo de 18 meses, se realizaránactividades de formación con la gendarmería mauritana (como cursos de vigilancia y entrenamientos para patrullas conjuntas), cediendo material y medios para el control de sus fronteras terrestres.

La colaboración de la Guardia Civil con las autoridades de Mauritania en materia de inmigración ha sido intensa en los últimos años, como demuestra el anterior Proyecto Sahel, que también se puso en marcha en Senegal, Níger y Mali  

Con lo cual parece que el plan intervencionista se programa a largo plazo y con objetivos cada vez más ambiciosos.  Y, por supuesto, sin reparar en gastos:

El coste total del proyecto suma 620.000 euros, de los que 500.000 euros serán desembolsado por la Unión Europea y 120.000 por España, a través de la Guardia Civil. 

En realidad si los mauritanos pensaran (tal vez lo piensan) que somos unos cerdos, estarían dando en el clavo.

Share

8 comments

  1. […] de seguridad avanzada” a más de mil kilómetros del territorio del estado español, ya la denunciamos en otro artículo con pelos y […]

  2. […] en varias ocasiones de este desplazamiento intervencionista español, que ha elaborado una doctrina de “fronteras avanzadas” que sitúa nuestra propia frontera militar en el Sahel y el Golfo de Guinea, y que prevé un […]

  3. […] en la “defensa” de esa nueva entelequia que se han inventado y que se llama “fronteras avanzadas“, que sitúa nuestra “inteligencia militar” y expertos militares en lugares tan […]

  4. […] verdad que la idea de nuestra doctrina militar de “fronteras avanzadas” que impone el establecimiento de inteligencia militar y de asesores militares en […]

  5. […] que ver con la inmoral nueva doctrina de intervención fuera de área?, ¿O con la doctrina de fronteras de seguridad avanzadas que sitúa el interés militar de España en […]

  6. […] y peligrosa idea plasmada en un plan de estrategia militar español, la de que tenemos unas “fronteras de seguridad avanzadas“  que tienen que ver con nuestras zonas de influencia y su tratamiento militar (Mali, […]

  7. […] a una política que inauguró el PP y que se llama Fronteras de Seguridad Avanzada y de la que venimos dando noticias desde hace más de un […]

  8. […] cuenta con una doctrina, como hemos dicho en otras ocasiones, de “fronteras de seguridad avanzada” que sitúa nuestra frontera militar y de intereses en Centroáfrica, y que ha posibilitado esta […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed