La ineptitud de la industria militar española

Imagen de Juanky Pamiés Alcubilla

Combinamos hoy un par de noticias que ya hemos venido tratando por separado:

Se da, además, la paradoja de que en la última de estas visitas lo que se quería vender eran armas a los países del Golfo Pérsico, donde se iba a presumir del músculo tecnológico de nuestra industria militar.

Esta es nuestra sobrevalorada industria militar:  ineficaz y chapucera. Y para colmo, falta de ética.

¿Cuáles son las soluciones?  Por un lado (Navantia), nos va a costar 700 millones de € más.  Nadie dimite, nadie se siente aludido por lo fallos.  La única solución es recurrir a una empresa estadounidense que ha de pedir permiso al Pentágono para ayudarnos (lógicamente a precios astronómicos).

Por otro lado (aviones), la única salida que se ve es que se compren más aviones.  Nuevos. Y ya lo ha dicho Morenés: los deberemos pagar entre todos porque a Defensa no le llega el dinero.

Por último, hemos de recordar que la industria militar es el único sector empresarial que recibe créditos del Estado al 0 % de interés para fabricar las armas que matarán allende nuestras fronteras.  Además, los «préstamos» o adelantos no los financia el Ministerio de Defensa, principal interesado, sino que se lo ha adelantado el Ministerio de Industria con lo que, a costa de todos los demás, se militariza una grandísima parte de la I+D+i española.

Por cierto, también se está hablando en los círculos próximos al girapuertas Morenés de que para ayudar a la tan necesitada industria militar, lo oportuno sería no pedirles a las industrias militares la devolución del dinero que ya les adelantamos (más de 15.000 millones de euros).

La industria militar española es el ejemplo máximo de ineficacia y de falta de ética.  ¿Por qué la financiamos con nuestros impuestos?  Haz objeción fiscal al gasto militar y exige cambios drásticos en las políticas de defensa.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed