Las bases militares generan dependencia económica y paro

Fuentes:  Diario de Morón y 20 minutos.

Desde hace años venimos defendiendo en este blog que la existencia de bases militares en una región, lejos de ser la panacea para el empleo con la que se presentan, es una fuente inagotable de dependencia económica y de paro.  Ahí va el ejemplo gaditano:

El comité de empresa de «Vinnell-Brown & Root Spain» (VBR), la empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha aprovechado la reciente visita a Sevilla del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para entregarle en mano un informe sobre el conflicto que sacude a la plantilla española de estas instalaciones militares, a cuenta del despido «masivo» de trabajadores españoles pese al repunte de la actividad castrense.  (…)  y su sustitución por personal estadounidense. Y es que en los últimos años, recordémoslo, «Vinnell-Brown & Root Spain» ha consumado dos expedientes de regulación de empleo (ERE) con unos 185 despidos y la plantilla teme una tercera reestructuración.

Parece que EE.UU. pone el personal militar:

Todo ello en un marco en el que Estados Unidos amplió el año pasado su contingente con el despliegue de 500 marines y ocho aviones en la base de Morón y ahora ha acordado con el Gobierno de España un nuevo incremento de su presencia militar hasta sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves de transporte, repostaje y apoyo.

y, también, quieren poner el personal civil.  Entonces, España pone el suelo patrio y nos ofrecemos como escudo de los ataques que se quieran realizar contra la política imperialista yanki.  Un negociazo.

Lo que más debería preocupar a los trabajadores es que Morenés, un conocido girapuertas que está, fundamentalmente, al servicio de la industria armamentística, haya dado buenas palabras a los trabajadores:

Según los trabajadores, el ministro de Defensa ha argumentado, en el marco de este encuentro, que «ha mantenido cinco reuniones con su homólogo, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, y le ha comunicado la preocupación del Gobierno español por los despidos y le ha pedido su paralización, así como una mayor sensibilidad en materia laboral«. «Morenés nos ha pedido paciencia e indica que estudiará con detenimiento nuestro informe y velará por nuestra estabilidad laboral«, concluyen los trabajadores españoles de la base aérea de Morón, ubicada no obstante en el término municipal de Arahal.

Seguro que de un hombre tan ético como este industrial de la muerte se fían todos.

La estrategia militar es muy clara.  Lo primero es conseguir que una comarca entera dependa económicamente de ellos.  Luego imponen sus condiciones en todos los ámbitos.  Entre tanto, van imponiendo el modo de vida militar en la zona y van creando la cultura de que son imprescindibles.  Como ya no hay alternativa porque ellos significan el mucho o poco empleo que hay en la zona, tampoco es lógico que haya protestas.  Al final es un ejemplo más de microimperialismo militar y económico.

También es curioso que nuestro rey viajero (para vender armas a los países del Golfo Pérsico) no haya movido ni una muleta por la cuestión del paro en Morón.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed