Otro despilfarro militar: los cubatas en el Estado Mayor de la Defensa

Fuente:  Vozpopuli.

El Estado Mayor de la Defensa (EMAD) se sitúa en la calle Vitrubio, muy cerca de la Castellana.  Es el órgano auxiliar del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).  Sus funciones son desarrollar la estrategia militar y diseñar las operaciones militares.  Además,

Son órganos básicos del Estado Mayor de la Defensa, agrupados en el Cuartel General de la Defensa:

  1. El Mando de Operaciones.
  2. El Estado Mayor Conjunto de la Defensa.
  3. El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.
  4. Los órganos de Asistencia y Asesoramiento que se determinen.

Sus fines son la asistencia al Presidente del Gobierno y al Ministro de Defensa, el mando de la estrutura militar, la dirección de las operaciones militares, la planificación y acción conjunta de las Fuerzas Armadas de España y las acciones multinacionales, así como la coordinación de los Jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire.

Es decir, parece un órgano clave y muy serio de nuestros sufridos militares.

Sin embargo, parece que de puertas adentro las cosas son muy distintas:

El Ministerio de Defensa, que acaba de iniciar la contratación del servicio de hostelería 2014-2015 para el Estado Mayor de la Defensa, ha incluido diferentes combinados en la lista de precios elaborada para concurso de las empresas candidatas. Con unos importes que no son de mercado, muy por debajo de los que se exigen en la calle, aparecen el gin-tonic nacional a 2,88 euros; ginebra de importación, a 2,94; ron de caña, vodka y whisky nacional, al mismo precio, y whisky de importación, a 3,06 euros.

Asimismo, en la cafetería del Estado Mayor de la Defensa, cuyo comedor está habilitado para el almuerzo diario de 300 mandos militares, se podrán pedir licores variados como pacharán por 1,38 euros; licor de hierbas, 1,56; y orujo, por 1,68. El coste del carajillo apenas ascenderá a 90 céntimos. Además, para los actos protocolarios, institucionales y cocktails se autoriza la dispensa de vinos de crianza Rioja o Ribera de Duero; cerveza y cava. Entre los canapés no faltarán el caviar y la trucha.

Parece que el alcohol es el producto básico para realizar la planificación militar.

Pero la cosa no para ahí, y nuestros militares, que tanto se quejan de que no invertimos en ellos el dinero suficiente, van a disfrutar de:

De igual modo, el menú previsto para esos aproximadamente 300 comensales diarios (6.000 almuerzos mensuales) es más barato que cualquier otro ofertado en los alrededores del complejo, ubicado en la calle Vitrubio, muy cerca del Paseo de la Castellana. Defensa establece un importe máximo de 6,25 euros para primer plato (a elegir entre 3 opciones), segundo plato (a elegir entre 3 opciones), postre (a elegir entre 3 opciones), pan y bebida (vino de mesa, gaseosa y agua). En cuanto a las cenas, un total de 463 al mes, el menú máximo propuesto es de 3,41 euros, incluyendo también primer plato, segundo, postre, agua, vino y pan.

El total para subvencionar comercio y bebercio en esta dependencia militar durante un año será de 

261.121’31 €:

El presupuesto que el Ministerio de Defensa ha destinado a la cobertura de este servicio de hostelería se eleva como máximo a 261.121,31 euros, impuestos incluidos. La duración del contrato contempla desde el próximo 1 de junio hasta el día 30 del mismo mes del año 2015.

Todos recordamos el precedente del licor en el Congreso de los Diputados y el escándalo que se montó.  No debería ser así, pero seguro que a los militares no se les critica tanto.  Parecen sagrados.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed