Una empresa española adjudicataria del proyecto contra la inmigración de la UE

Ortak%C3%B6y+Mosque+and+Bosphorus+Bridge

Fuente: Infodefensa

En alguna ocasión hemos denunciado el desplazamiento cada vez mayor de la política migratoria de las UE hacia una concepción militar de la inmigración.

Ahora damos algún otro argumento suplementario.

La revista de la patronal de las empresas de armas española, Infodefensa, publicita con todo optimismo la adjudicación de contratos a empresas de este sector por parte de la UE «para reducir la inmigración irregular e incrementar la seguridad de la UE».

La idea se explica por sí sola:

1) la «reducción de la inmigración irregular» se asocia no con políticas de fomento de la migración legal, sino con el control en fronteras para que no entren mas inmigrantes, lo que, si queremos ser menos retóricos, supone que se trata de reprimir la inmigración no en «reducirla».

2) La asociación «inmigración irregular» con «defensa y seguridad» que hace la patronal de armas españolas.

3) El contenido de los convenios que le han adjudicado por el importe de 12 millones de euros para el plazo de cuatro años: la vigilancia de la frontera exterior de la UE para que no entren inmigrantes.

4) La empresa adjudicataria de tan sucio cometido es » el primer proveedor independiente del mundo de sistemas de control en tierra para operadores de satélites comerciales de telecomunicaciones; una de las empresas clave en el desarrollo del sistema de navegación por satélite Galileo; el principal proveedor de sistemas de mando y control C4I del Ejército de Tierra español, y el primer proveedor nacional de sistemas telemáticos para el transporte público. La empresa dedica un 10% de su facturación a I+D+i.»

Es impresionante: la UE considera que el «combate» contra la inmigración irregular es cuestión de control de fronteras, no de reducción de la violencia estructural y de la injusticia mundiales en cuya perpetuación tienen mucho que ver las malas políticas de dominación y violencia de la UE.

Sólo desde esta óptica se puede entender gastar tanto dinero en militarizar la política migratoria en vez de hacerlo en desarrollo justo y lucha contra la violencia estructural y en respeto de los derechos humanos, unos de los factores que más contribuyen a la «expulsión» migratoria en los países donde nuestras políticas depredadoras funcionan a la perfección.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed