Por qué no nos alegra que USA vaya a reducir su ejército a niveles previos a la II Guerra Mundial

Fuente:  Público.

El número total de soldados de los que ahora dispone USA es de 520.000.  Los planes anunciados por Hagel el 24 de febrero pretenden dejarlos en 440.000 – 450.000 soldados.  La publicidad militarista nos anuncia que es la cantidad más baja desde 1940. (Quizá haya, incluso, que bajar hasta los 420.000 soldados si se vuelven a ejecutar recortes presupuestarios en 2016 para contener el déficit).

La primera razón por la que no nos alegra esta rebaja es que no nos parece una rebaja real.  Es como si nos subieran el precio de la luz un 400 % y luego acabasen bajándolos hasta el 387 % (¿os suena?).  No dejamos de pensar que el número de soldados yankis es elevadísimo, no responde a una política de defensa propia, sino que representa, bien a las claras, sus intenciones imperialistas e intervencionistas en el mundo entero.

Por otro lado, la noticia nos dice que

El presupuesto de Defensa será presentado el 4 de marzo y estará dotado con 496.000 millones de dólares, un nivel que respeta el techo de gasto fijado por el Congreso, y que se completará con 26.000 millones de dólares más autorizados por la Casa Blanca para mantener entrenamientos y maniobras.

Es decir, que en total van a gastar 522.000 millones de dólares.  Lo cual es nuestra segunda razón para no mostrar alegría porque echando cuentas, los 522.000 millones de dólares repartidos entre los 445.000 soldados yankis, nos sale que cada soldado tiene aparejado un gasto de 1’17 millones de dólares, lo cual en euros son 851.877 €.

Esto nos demuestra que el ejército estadounidense tiene muchos soldados y que, además, o sobre todo, es un ejército muy tecnologizado y muy armado.  Nadie va a pensar que cada soldado cobra más de 850.000 € al año.  Es decir, lo que va a ocurrir es que se van a cambiar soldados por tecnologías y nuevas armas, no que se va a limitar el militarismo yanki.

Otra mirada comparativa es dividir los 522.000 millones de dólares de gasto militar estadounidense por los 316 millones de habitantes.  Entonces tendríamos un gasto de 1.652 dólares por habitante y año (1.203 € por habitante y año).

Según nuestros propios datos, el gasto militar por español y año, en 2014 va a ser de 592’2 €, cantidad que es ya de por sí un despropósito.  Con ello se ve que los yankis gastan el doble que nosotros, cuando nosotros gastamos en Defensa el 7’80 % de todos los presupuestos generales del Estado y que escondemos gasto militar en 12 de los 13 ministerios.

Por último, tampoco mostramos alegría por los siguientes hechos:

Para esta nueva época el Pentágono contempla más recursos para el desarrollo de «drones» -aeronaves no tripuladas-, ciberdefensa y nuevas tecnologías para mantener la hegemonía en ese campo militar frente a la emergente China.

Y todas estas tecnologías implican una menor necesidad de soldados para matar a cualquiera en cualquier lugar del globo, o hundir empresas desde una cómoda oficina, porque, a partir de ahora pueden hacer esto de otro modo, sin usar de esos soldaditos.  Es decir, Estados Unidos no va a tener una política menos militarista, menos violenta y menos intervencionista en el mundo.

En conclusión, lo que nos anuncian propagandísticamente, la reducción de efectivos a niveles de 1940 no es más que una artimaña para ocultar una remilitarización tecnológica de los EE.UU.

En muchas ocasiones hemos argumentado por qué el desarme solo no es una política interesante para los pacifistas, este es un nuevo y buen ejemplo de por qué.

Share

One comment

  1. EUA tiene 45 soldados por 10.000 habitantes y España 25. EUA con PIB per Cápita de 40.200€, invierte 525.000€ por soldado en Defensa y España con PIBpC de 22.300€, gasta 78.000€. Queda claro que el gasto en defensa en EUA no tiene nada que ver con el gasto en soldados. El elevadísimo gasto por soldado y la reducción al mínimo del componente humano facilita el control de los gobiernos a sus FAS, al tiempo, que dota de una gran capacidad para la influencia a la industria militar sobre los gobiernos. Quizás aprendamos a sorber y silvar a la vez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed