Los destructores americanos del escudo antimisiles en Rota a partir de Febrero

Battleship+Rainbow

Fuente: Infodefensa.

Estados Unidos pretende desplazar cuatro destructores a Rota para montar el tinglado del Escudo Antimisiles que el Gobierno y la partitocracia PPSOE le han autorizado a montar. Mucho deben esperar de Estados Unidos para aplaudir tan burdamente su militarismo, pero así son las cosas.

El caso es que los destructores van a llegar a Rota a partir de Febrero y, según parece, lo van a hacer con todo el estruendo propio de las celebraciones por todo lo alto (es decir, despilfarradoras) que es capaz de utilizar desde Franco hasta ahora nuestra casta política para agradar a los americanos. Concretamente, el primero de los destructores, que arribará hacia el 11 de febrero a Rota con sus más de 200 militares a bordo, va a motivar, según dicen las fuentes oficiales una ceremonia de bienvenida pública para «dar notoriedad al acontecimiento», como si el hecho de meter en un puerto un destructor del tamaño del que nos van a endiñar no diera ya notoriedad suficiente al hecho, tanto para los próceres españoles y americanos, como para los países que se puedan sentir legítimamente amenazados por el barquito en cuestión.

Aunque ahora nos quieren vender de forma lúdica y festiva este terrible hecho, lo cierto es que con la llegada de estas naves a Rota, se implanta de manera radical el sistema de escudo antimisiles americano y se da una nueva vuelta de tuerca al papel de España como potencia altamente implicada en la estrategia invasora y agresiva de Estados Unidos en la región.

Ello, como hemos dicho en otras ocasiones, no puede sino acarrearnos peligros y desgracias. A partir de ese momento habrá muchos países con los que hasta ahora no teníamos enfrentamiento alguno, que consideren a España un país enemigo y altamente dañino para sus intereses. Otros, los países ribereños, tal vez nos miren también con cierto y justificado recelo y hasta con miedo.

No seremos más fiables por tener este tipo de armamento.

Pero eso no es todo: el enorme impacto ecológico de los destructores americanos, el tremendo peligro de transporte de armamento sofisticado, de armamento NBQ incluido, nos hace mucho más vulnerables a los verdaderos desastres. La presencia de un elevado número de soldados americanos traerá conflictividad (siempre lo hace en los lugares que frecuenta su soldadesca) y violencia añadida. Las necesidades de la base militar dará lugar a depredación y a explotación laboral. ¡Todo un regalo del cielo!

La gente de Rota tiene sobradas razones, como vemos, para temer la enorme mala suerte de haber sido elegidos como víctima dependiente del militarismo yanki-español.

Share

One comment

  1. […] partir de ahora, Rota se convierte, como hemos insistido tantas veces, en un potencial enemigo de múltiples países que legítimamente se pueden sentir amenazados por […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed