Navantia se hunde por el peso de su ineficacia.

Le+coperte

Todos los indicios nos hacen sospechar que Navantia está a punto de quebrar por su ineficacia, su inutilidad y su muy mala gestión. Eso sí, sobreviviendo hasta ahora de humo y de nuestros impuestos.

Algunas noticias nos reflejan esta situación:

  • Desde hace años, arrastra pérdidas millonarias. Pérdidas que la SEPI por una parte (Mediante capitalizaciones y entregas de beneficios de la corporación para compensar pérdidas) y el Gobierno por otra (mediante créditos bajo cuerda y contratos cautivos de la defensa española) se ven obligados a ir cubriendo a costa de los impuestos de toda la sociedad.
  • En realidad, Navantia arrastra una deuda de más de 1200 millones de euros.
  • Navantia se ha visto forzada a un nuevo plan estratégico supuestamente para mantener la sostenibilidad, que prevé despedir al 50% de la plantilla, dado que se declara no viable en las actuales circunstancias.
  • Hace más de 5 años que no consigue un nuevo contrato
  • La cartera de la entidad se ha desplomado en los últimos cinco años en más de un 78% de sus pedidos.
  • Ha perdido los últimos contratos prometidos
  • En el diseño de los submarinos S80 encargados por el Estado español, ha cometido el error de diseño que los hace no operativos, lo que supone un sobrecoste espectacular y un desprestigio para la compañía
  • Para más desastre, Navantia hizo el ridículo, comprometiendo los propios programas de armas del Gobierno del PP, cuando diseñó los submarinos encargados por Defensa «con sobrepeso», por lo que se hunden a la primera de cambio y hay que «rediseñarlos» con un apreciable sobrecoste.
  • La falta de carga de trabajo y el grave error de los submarinos hace que en la actualidad no tenga liquidez, por lo que el gobierno se ha visto obligado a adelantarle 774,9 millones de euros en el ejercicio de 2014, correspondientes a lo que resta de pagarse por los submarinos encargados. Dicha cantidad se paga ahora pero con cargo a los presupuestos de los próximos años.
  • el desastre es tal que se rumorea el cese de su Presidente.
  • El PP, que mantiene un voto cautivo en Galicia y Cadiz, entre otras cosas gracias a las promesas de contratos de Navantia, empieza a impacientarse y a exigir una salida a la situación, para que la gente de la calle no les acabe echando la culpa a los políticos que han vivido de las falsas promesas del monocultivo militar.
  • La búsqueda de contratos en otros sectores económicos ha tenido una sonora respuesta en Gas Natural, a quien el ministro de Industria había pedido que le encargara a Navantia la realización de buques metaneros para salir del apuro. Pero para Gas Natural, Navantia no es ni solvente ni fiable, por lo que prefieren hacer los encargos a cualquier otra compañía.

Con esta perspectiva, es evidente que Navantia se hunde al ritmo de sus mal diseñados submarinos y su desastroso enfoque de sus actividades y negocios, por lo que sólo la inyeccción (que no deja de ser un salto en el vacío a costa de nuestros impuestos) de 775 millones de euros que ahora industria le va a dar con cargo al futuro, permitirá aplazar la sentencia de muerte de una industria militar que debió desaparecer hace mucho tiempo.

Ahora bien, la irresponsabilidad de mantener Navantia, contra viento y marea, como empresa de bandera del Ministerio de Defensa, no tendrá coste alguno para dicho ministerio ni para sus responsables, a pesar de dejar sin respuesta algunas preguntas inquietantes:

  • ¿Cuánto nos va a costar este desastre a todos?
  • ¿Cómo piensan realizar el desarrollo de las regiones sometidas al monocultivo militar una vez que este espejismo se hunda del todo?
  • ¿Quién va a pagar las responsabilidades de la mala gestión de Navantia a lo largo de varias décadas de gobiernos indistintos del PP y el PSOE?
  • ¿De verdad es posible, como quiere el Ministro de Defensa, un polo militar industrial del que forma parte esta empresa de monumentales péridas y de comprobada inutilidad? ¿Querrán participar de éste las empresas del sector menos endeudadas?
  • ¿No nos muestra Navantia de manera ejemplar que las industrias militares son la ruina y nos arrastran a todos a la ruina?

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed