¿Ciberdefensa contra los movimientos sociales y el activismo?

Anonymous%2C++Operaci%C3%B3n+Goya

Fuente: Almería 360

La ciberdefensa se ha puesto de moda y es una de las nuevas justificaciones de los ejércitos para conseguir muchos más recursos de los que ya tienen.

En el caso español ocurre exactamente igual, como ya hemos venido informando.

Ahora bien, dado que no suelen explicar con claridad en qué consiste y cuáles son los enemigos a los que lsos ejércitos enfrentan la «ciberdefensa», no está de más comentar las explicaciones que el Comandante Gordo (apellido) ha dado en un reciente ciclo de conferencias sobre la materia. El ciclo ha tenido lugar en la Universidad de Alicante, una de las universidades que se caracterizan por su apoyo al militarismo y que, con tal tipo de actos, se quita la careta que publicita de su trabajo en cooperación internacional.

El comandante Gordo ha dicho en su charla sobre Seguridad y Defensa que en realidad las amenazas y vulnerabilidades son tantas que «no se le puede poner puertas al campo» (imaginamos que ha querido decir que son muchísimas y que no hay restricciones a éstas).

Que el señor Gordo piense así es relevante, porque el susodicho comandante es nada menos que uno de los jefazos de Mando de Adiestramiento y Doctrina del ejército español.

Pero ha avanzado más, para decirnos que la ciberguerra

ocupará un lugar importante en la actividad de las fuerzas armadas en el futuro, de forma similar a como ya ocurre en otros países que cuentan con organismos similares, estando a la cabeza de todos ellos el US Cyber Command, creado por el Pentágono en 2009 frente a lo que Washington ha definido como el “campo de batalla del futuro

Con estos prolegómenos a nadie le sorprenderá conocer que la «ciberguerra» ocupará en el próximo futuro el principal papel en la justificación del gasto militar y que iremos de la mano de los Estados Unidos en la aventura ciber.

Pero, ¿quién son en realidad los enemigos de esta «ciberguerra»?. También responde el señor Gordo al asunto y conviene enmarcarlo con letras bien resaltadas porque tal vez alguno de nuestros lectores se encuentre, de pronto, sorprendido en el papel que le asigna nuestro militarismo rancio. En efecto, para el ejército

Estas amenazas incluyen el ciberterrorismo, el cibercrimen, el ciberactivismo y el ciberespionaje. Y su coste es enorme, ya que los expertos calculan que los ataques que sufre España le cuestan en torno a 19.000 millones de euros al año, un 1,6% del PIB

Ya lo vemos: junto al mantra del ciberterrorismo y el cibercrimen, al parecer dos grandes amenazas públicas, está el ciberespionaje, del cual debe saber bastante el ejército y, por si fuera poco, el ciberactivismo.

¿Por qué el ciberactivismo? ¿A lo mejor nos consideran enemigos internos? ¿No rezuma este objetivo militar a militarización, a represión, a ausencia de democracia?

Pues, sea como sea, estos tipos seguro que «justifican» un aumento del gasto militar de 19.000 millones de euros al año para defendernos de nosotros mismos y del activismo. ¿No es elocuente?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed