No a la militarización europea de la emigración

Fuente:  El País.

Parece que mueren ahogados 1.500 emigrantes en el Mediterráneo al año sin que Europa tenga constancia.  Su mayor delito:  buscar una vida mejor. ¿Y el delito de Europa no tendrá que ver con la vida mala que llevan en sus países?

Lucía Abellán dice:

Las dos últimas tragedias han sacudido la conciencia europea, pero los líderes políticos están lejos de resolver el problema fundamental: la falta de un enfoque común y eficaz sobre el fenómeno de la inmigración, antes percibido como una fuente de progreso y hoy visto como amenaza para Europa.

Y nosotros no estamos de acuerdo.  El problema fundamental no es la falta de un enfoque común, sino que éste sí que existe y es una porqueria: el problema es el enfoque que se le está dando y se le quiere dar a la emigración.  Estamos en contra de militarizar, también, este problema, otra más de las cuestiones sociales que se quieren militarizar y controlar.

Estamos hartos de que si hay un incendio haya que utilizar los medios militares, que si se produce una catástrofe haya que usar lo militar, que si hay una huelga se revienta con la intervención de los soldados, que una gran parte de los problemas de seguridad cotidiana que tienen que ver con la convivencia social y la justicia estructural estén militarizados y controlados a través de la Guardia Civil.

Estamos hartos de esta militarización progresiva de cualquier esfera social.

Ahora parece que le llega el turno a la emigración y para ello se piensan medidas que nada tienen que ver con la solución de los problemas de fondo que mueven a miles de personas a buscar un futuro en Europa.  ¿Militarizando el Mediterráneo vamos a conseguir acabar con el hambre, el paro, la falta de recursos, que hay en los países que nos mandan emigrantes? ¿Militarizando el Mediterráneo vamos a atajar las causas que promueven la emigración, cuando somos nosotros y nuestra rapiña de los recursos africanos quienes promovemos que ellos pasen hambre y sufran paro, es decir, si somos nosotros los que provocamos que ellos emigren?  Si la emigración es el problema, y nosotros somos los causantes de la emigración, los cambios deben empezar en nosotros. esto lo entiende cualquier persona, menos un político.

Lo militar sólo va a conseguir que se tome a los emigrantes como al enemigo, como a invasores, cuando son las víctimas por partida doble.  Lo militar sólo agravará el problema y nos hará tener una pésima fama en el exterior, al margen de la vileza moral de tratar con tal cinismo a otros seres humanos.

Lo lógico e imprescindible, para atajar las causas de este problema migratorio sería usar métodos civiles y hacer un análisis autocrítico. Se ve mucho más necesario cambiar nuestro modelo de desarrollo, nuestra forma de relacionarnos militarmente con nuestros vecinos, nuestra pertenencia a la OTAN, el mayor emporio de fabricación y exportación de armas.  Cuando realmente les ayudemos en su desarrollo sostenible y ecológico, será cuando la emigración no suponga un problema y sí un derecho a emigrar o no hacerlo.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed