El Pentágono, el mayor empleador del mundo

Con el titular está todo dicho:  lo militar es lo que prima, lo que emplea, lo que vende, lo que exporta, lo que produce, lo que mueve el mundo.

Ahora bien, ¿se está moviendo el mundo en la dirección correcta?, ¿fabricamos lo que realmente es necesario para nuestra salud, educación, respeto al medio ambiente, o despilfarramos en armas que además de no ser éticas provocan violencia en todo el mundo?, ¿realmente queremos exportar y vender armas, guerras y violencia a todo el mundo?, ¿es ético que la primera fuente de empleo mundial sea lo militar?

Según Público,

Millones de personas en todo el planeta dependen directa o indirectamente del presupuesto del Pentágono,el mayor empleador del mundo y una de las agencias que más teme un prolongado cierre administrativo por la falta de asignación de fondos.

De los fondos del Departamento de Defensa dependen 1,4 millones de soldados, 800.000 empleados civiles en nómina y los alrededor de 2 millones que reciben beneficios, como veteranos u oficiales retirados. A ello habría que sumar unos 700.000 empleados de subcontratas del Pentágono, que en ocasiones trabajan hombro con hombro con sus colegas de Defensa, lo que elevaría el número de personas vinculadas directa o indirectamente a los fondos de Defensa a los 4,9 millones.

En EE.UU., el premio Nobel de la Paz, Barack Obama, sólo se preocupa de que cobren sus soldados:

Ante la perspectiva de un largo cierre, o shutdown en inglés, la palabra en boca de todos en Washington, Obama ha autorizado el pago para los 1,4 millones de soldados, mientras que unos 400.000 empleados civiles del Pentágono llevan tres días en casa con sus sueldos suspendidos al no ser considerados personal esencial. Eso ha afectado a los despachos del Pentágono, pero también al pago de primas a militares o la disponibilidad de cazas para las misiones de vigilancia de los cielos en Estados Unidos.

Además, la mayoría de los 465.000 efectivos de la Guardia Nacional, que recibían compensaciones económicas por entrenar los fines de semana o por responder a emergencias en momentos como la actual temporada de huracanes, dejarán de hacer maniobras, ya que toda actividad relacionada con entrenamientos militares ha sido suspendida.

¿Educación, sanidad, vivienda, empleo?  Para qué.  Mientras funcione lo militar, todo sigue.  Aunque sigue mal.

Resulta que los militares son los grandes protegidos ante la crisis y también los grandes privilegiados en las épocas buenas.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed