Dios los cría y ellos se juntan: Monsanto compra Blackwater

 

 

 

 

 

Fuente:  tercera información.

De confirmarse la noticia, sería de traca.

Si la situación internacional ya daba miedo antes, ahora más.  Por un lado:

Así lo revela un reporte de Jeremy Scahill para The Nation donde expone que el ejército mercenario más grande del planeta, el “servicio” criminal de inteligencia Blackwater fue vendido a la corporación transnacional Monsanto.

Tras incontables denuncias internacionales por violaciones a la Ley, y habiendo adquirido fama por sus masacres de civiles en Irak y otros países, Blackwater cambió su nombre en el año 2009. No obstante, continúa siendo el mayor contratista privado del Departamento de Estado de Norteamérica, como una agencia secreta de “servicios de seguridad” que practica terrorismo de Estado dándole al gobierno la posibilidad de negarlo.

Political Blind Spot denunció que: “Muchos agentes de la CIA y ex militares trabajan para Blackwater o compañías relacionadas, las cuales buscan desviar la atención de su mala reputación y obtener cuantiosos beneficios comerciales. Estos mercenarios venden sus servicios que van desde información ilegal hasta inteligencia de infiltración, lobbismo político y entrenamiento paramilitar – para gobiernos, bancos y corporaciones multinacionales. Acorde a Scahill, los negocios con Monsanto, Chevron, y gigantes financieros como el Barclays o el Deutsche Bank, se canalizan a través de dos empresas cuyo propietario es Erik Prince, dueño de Blackwater: Total Intelligence Solutions y Terrorism Research Center. Estos organismos comparten funcionarios y directores con Blackwater.

En el otro lado del cuadrilátero:

La corporación Monsanto no sólo asesina personas con sus productos químicos, sino también a balazos y mediante “accidentes”. Sus víctimas son periodistas, activistas, políticos y cualquiera que suponga un obstáculo para sus planes de expansión. Al ser contactado por Scahill, el ejecutivo Kevin Wilson de Monsanto rehusó hacer comentarios, pero más tarde se confirmó a The Nation que Monsanto contrató a Total Intelligence durante 2008 y 2009, según la corporación “sólo para efectuar un seguimiento de información pública, de sus opositores”. El ejecutivo de Monsanto también proclamó que Total Intelligence era una “entidad totalmente separada de Blackwater”.

Y en el centro del cuadrilátero, nosotros, los movimientos sociales pacifistas y ecologistas, en el centro del cuadrilátero, vigilando con un ojo a cada uno, dispuestos a ser zarandeados.  O …

Share

One comment

  1. pablo dice:

    ¿Vosotros también habéis dado crédito a este ridículo fake? Me tomé la molestia de verificar esta información. La noticia se divulgó hace pocos meses a partir de un dudoso blog argentino y se repicó en montón de páginas de contrainformación, Rebelión entre ellas, dando una elocuente muestra del poco rigor que tenemos en este tipo de medios. El blog argentino toma la información de un libro publicado por un periodista estadounidense especialista en Monsanto, y un tanto sensacionalista, escrito hace casi una década y que no está traducido al castellano. El periodista en su libro venía a decir que antiguos empleados de Blackwater (que sabréis que hace años ya no se llama así -a partir de ahí empecé a sospechar yo de la veracidad de la noticia-) habían montado por su cuenta una pequeña empresa de seguridad y que Monsanto había contratado un par de veces los servicios de dicha empresa. Punto. Ahí acaba toda relación entre Monsanto y Blackwater. Como véis, el titular de “Monsanto compra Blackwater” es un nítido ejemplo de sensacionalismo barato antiimperialista. Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed