Argentina comprará a España 16 cazabombarderos de segunda mano para su «necesario rearme»

Buenos+Aires+Metropolitan+Cathedral+o+Catedral+de+Buenos+Aires

Fuente: InfoBAE.com

Los políticos de Argentina tienen previsto provocar un fuerte aumento de su gasto militar para 2014 y aspiran a gastarse en los próximos 5 años unos 10.000 millones de pesos argentinos (más de 3.000 millones de dólares).

Con el rearme que Argentina tiene previsto desarrollar pretenden adquirir un submarino de propulsión nuclear, aviones no tripulados, nuevos tanques, aviones de transporte militar, otros aviones para el combate naval y cazabombarderos, todo un lujo de armamentos que seguramente serán vistos con cierta desconfianza por los vecinos circundantes.

Curiosamente, el rearme argentino coincide con la política expansiva de venta de material militar que España está llevando a cabo para quitarse de encima sus artefactos más viejos y adquirir otros más modernos

Y también por casualidad, durante 2014 España va a hacer caja con Argentina vendiéndole 16 Mirage F1 que ya no usa (ahora usa cazabombarderos más potentes y modernos), por los que el Ministerio de Defensa español obtendrá unos 217 millones de dólares (más la exclusiva para repararlos, repotenciarlos si hace falta, dotarlos de armamento, simuladores, entrenamiento, etcétera). Un negocio redondo.

Es llamativo: mientras el Ministro Morenés y su séquito de plañideras se dedican día y noche a pregonar que el presupuesto de defensa español está a punto de la crisis por falta de recursos, y meten con ello miedo a los diputados para que les aprueben mejoras en los presupuestos generales del estado, nos enteramos por otra parte que:

  1. se están forrando vendiendo material militar en desuso a otros países (caso argentino)
  2. y vendiendo instalaciones e inmuebles militares con los que están comprando armas
  3. a la vez que consiguen dinero extra porque disfrazan el gasto militar en partidas de los demás ministerios,
  4. les dotan de créditos del ministerio de industria para compra de armas,
  5. consigue créditos «extrapresupuestarios» del Consejo de Ministros por importes anuales superiores a los 1.500 millones de euros para compra de armas y operaciones militares en el exterior.

De este modo el presupuesto militar español siempre aumenta y siempre lo hace de forma oculta y opaca, como desvelaremos dentro de unos días al desentrañar el nuevo e insolidario proyecto de presupuestos generales presentado por el gobierno en el Parlamento español.

También es llamativo comprobar que el rearme argentino ocurre:

  1. cuando el ciclo político de Cristina parece que se agota,
  2. como una especie de reenganche al lado más torpe y populista de las malas políticas: el militarismo y la exacerbación de sus valores,
  3. en seguidismo a las políticas similares y con similares propósitos planteadas en su día por el anterior gran inversor en armas de Argentina, Menem (desde entonces Argentina no había vuelto a priorizar el militarismo en su política),
  4.  mediante un gasto inusitado y desproporcionado,
  5. sin parangón en ninguna otra política argentina que tenga que ver con las necesidades sociales (seguridad alimentaria, educación, lucha contra la pobreza, etc).
  6. constituyendo en realidad una amenaza para los vecinos, que se pueden ver compelidos a incrementar a su vez sus gastos militares.
  7. y en detrimento de las necesidades sociales y de los derechos de las personas.

En este asunto, al parecer, los políticos de España y Argentina caminan de la mano, parecen cortados por el mismo patrón.

Tal vez las sociedades de ambos lugares también seamos similares en la reivindicación de gastos sociales y no gastos militares. ¿Será por eso que todos estos manejos se hacen de espaldas a la sociedad y de forma opaca?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed