Las piscinas militares: ¿ejemplo de austeridad o ejemplo del despilfarro militar?

Fuente:  El Confidencial Digital.

Hay muchas facetas en la vida que pueden ser analizadas e interpretadas desde puntos de vista opuestos con resultados también opuestos.

¿Es un ejemplo de solidaridad con los parados y los recortes en los Presupuestos Generales del Estado el que los militares recorten sus gastos en piscinas cubiertas y al aire libre?  O, por el contrario, ¿esto debería haberse hecho hace mucho o quizá no debería haber existido nunca este nuevo privilegio de los militares, sus hijos y nietos, al margen de la sociedad civil?

El Ministerio de Defensa está analizando las cuentas de centros deportivos y piscinas de los tres Ejércitos, distribuidas por toda la geografía española, para determinar cuáles de ellos son deficitarios y cuáles son las opciones que se le presentan. Se baraja cerrar algunos, mientras en otros ya se han endurecido las condiciones para el acceso de familiares de militares.

La excusa para su existencia es la siguiente:

Estas instalaciones son utilizadas por los militares para tonificación física o para preparación de exámenes y pruebas de acceso a Academias, aunque también están abiertas para familiares de los militares –suboficiales y oficiales-. El coste de la renovación anual que da derecho al acceso a familiares ronda los 30 euros de media.

¿Qué ocurre, que los civiles no necesitamos tonificar o prepararnos exámenes y pruebas?  ¿En qué piscina civil la renovación anual es de 30 € de media?  Así no nos extraña que sean deficitarias, claro, el resto lo pagamos entre todos los españoles vía impuestos para que estos señores se tonifiquen y relajen a nuestra costilla.

Además, los recortes «solidarios» de los militares en el aspecto piscinil llegan demasiado tarde, aunque nos lo quieran vender como una prueba más de sus abnegado espíritu de sacrificio:

Este mismo año, alguno de los centros ha optado por reducir su actividad –y los costes generados- endureciendo las condiciones de acceso. Por ejemplo, algunos centros han limitado el grado de parentesco a hijos de militares, dejando fuera a los nietos que hasta ahora podían acceder.

Según las fuentes consultadas, uno de los siguientes probables pasos del Ministerio sea la de restringir el acceso a hijos de militares en condición de emancipados. En cuanto a los cierres de instalaciones “es aún pronto para determinar cuáles seguirán y cuáles podrían clausurarse, aún hay tiempo para buscar soluciones no tan drásticas” aseguran las fuentes arriba citadas.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed