Defensa tiene 358 instalaciones que no les valen para nada: ¿Quién se beneficiará de la venta del patrimonio no útil del Ministerio de Defensa?

Fuente:  Revista Española de Defensa.

Muchas veces nos hemos preguntado si Defensa es el principal terrateniente español.  Parece que no andamos desencaminados:

Actualmente, Defensa dispone de 1.046 instalaciones, que ocupan una superficie de 134.677 hectáreas. El 53 por 100 de las mismas es del Ejército de Tierra, el 19 por 100 del Ejército del Aire, el 14 por 100 de la Armada y otro 14 por 100 del Órgano Central y el Estado Mayor de la Defensa (EMAD). En 102 de ellas se concentran las cuatro quintas partes del personal del Ministerio. Las 1.046 instalaciones abarcan 1.714 propiedades, muy diversas en tamaño, ubicación y grado de utilización.

Es decir, Defensa dispone de 1.714 propiedades por toda España.  Para saberlo ha sido necesario crear la Comisión PREPIDEF con 23 personas.  Parece ser que, hasta ahora, el Ministerio de Defensa, no tenía constancia cierta de qué inmuebles poseía, ni de su estado, ni de su uso.

El trabajo de la Comisión PREPIDEF ha generado:

una base de datos que cuenta con más de 70.000 registros, 30 tablas de referencia y un volumen de datos de 700 megabytes.

Como destacan las propias fuentes de Defensa, la mayor parte de las instalaciones militares están abandonadas o semiabandonadas porque en el 10 % de las instalaciones del Ministerio se encuentran trabajando las 4/5 partes del personal del Ministerio.

Los trabajos del Ministerio de Defensa se basan en dos grandes bloques de instalaciones:

1.-  Por un lado aquellas que no ofrecen ninguna utilidad al Ministerio:

el estudio ha constatado que un tercio de ellas —358 de 1.046—son innecesarias y, por tanto, susceptibles de ser enajenadas y puestas a disposición del INVIED. Se trata principalmente de predios sin utilidad y en su mayoría desocupados, cuyo cierre y posible enajenación no repercuten en la operatividad ni en el personal.

358 instalaciones que no les valen para nada.  ¿Qué se va a hacer con ellas?, ¿quién se va a beneficiar de su venta?  Suponemos que entre ellas habrá suelo rústico con fincas que se puedan cultivar y que continuamente reivindican los jornaleros del campo. A ellos les vendrían muy bien estas hectáreas para uso social, para empleo social y para poder subsistir.  ¿Cuántos pueblos podrían beneficiarse de estos terrenos?

También nos imaginamos que habrá muchas otras instalaciones que serán fácilmente asimilables a viviendas y que podrían ser cedidas para aquellas personas que tras los últimos escándalos inmobiliarios y financieros se encuentran en la calle, en lugar de estar engrosando la estadística de viviendas deshabitadas.

Igual ocurre con otras que podrían pasar a ser parte de las dotaciones sociales de las diversas localidades donde se encuentran radicadas.

Pero el Ministerio de Defensa no está preocupado en lo que de verdad hay que defender:  la calidad de vida, el empleo, la solidaridad social, la vivienda, etc.  Sólo le interesa el negocio.  Por ello las venderán.  Y el dinero que consigan se reinvertirá en la construcción de los Programas Especiales de Armamento que, por cierto, nos han llevado a una deuda gigantesca de casi 30.000 millones de €.

2.-  Por otro lado están las instalaciones que aún tienen algún uso pero que necesitan «racionalizarlo»

De estas es de las únicas de las que se habla en la prensa.  Parece que las anteriores, las totalmente inútiles, han caído en el olvido, aunque para nosotros significan un escándalo

PREPIDEF ha identificado otras 80 posibles actuaciones de racionalización de carácter territorial y funcional, referidas a 203 instalaciones. Sobre ellas se han formulado 163 propuestas de cierre total y 18 parcial, así como la necesidad de suscribir convenios con otras administraciones para su utilización, y del mantenimiento y adecuación de las instalaciones para la recepción de actividades distintas a las que ahora acogen.
Se han priorizado las actuaciones que tienen un impacto mínimo sobre el personal, que son más fáciles de abordar por la naturaleza de las instalaciones y que ocasionan menores gastos en el traslado de unidades y en las obras de remodelación. El plan para estas 80 actuaciones, si se consigue ejecutar en su totalidad, significaría la liberación de 6.936 hectáreas (el 20,6 por 100 del suelo urbano de Defensa y el 4,5 por 100 del rústico).
Se han establecido dos fases: PREPIDEF I, que, como se ha señalado, comprende 49 actuaciones en 109
instalaciones; y PREPIDEF II, con 31 iniciativas que afectan a 94 instalaciones, de las que se liberarán 77, y
que prevé una inversión previa de 807 millones de euros y un ahorro anual estimado de 37 millones. En esta última cifra se incluyen los ahorros previsibles en gasto corriente, seguridad y mantenimiento de las infraestructuras, pero no la valoración económica del terreno liberado, por considerarse que es prematuro hacerlo debido a la incierta situación del mercado inmobiliario.

Respecto a la primera fase de la propuesta, se espera que a finales de año la Dirección General de Infraestructura (DIGENIN) haya realizado la planificación detallada de las 49 actuaciones que comprende. En cuanto a la segunda, la implementación de las 31 propuestas está condicionada a la definición de ciertos aspectos relacionados con la base logística de las Fuerzas Armadas, la enseñanza y la acción social.

La única información sobre las 49 actuaciones de la primera fase es la que figura en el fichero que se ha hecho público y que tiene la habitual característica de muchas informaciones que ofrece el Ministerio de Defensa de no informar de nada, eso sí, exhaustivamente.

Como se ve, estas actuaciones de «racionalización» son las únicas a las que se les da desarrollo.  ¿Qué ocurre con las 358 instalaciones que son totalmente inútiles?  ¿Qué se va a hacer con ellas?  Parece que nuevamente se nos intenta engañar enfocando el problema en el «chocolate del loro»

¿Qué partido político está preguntado por ello?  ¿Qué partido político se encarga de promocionar la escasísima transparencia militar?  Mucho nos tememos que ninguno.  Ningún partido de la oposición está pidiendo aclaraciones sobre estos temas o se está preocupando en conseguir información más concreta que lo poco que se ha filtrado a la prensa sobre el PREPIDEF.

Nuevamente nos vemos en la obligación de denunciar que los militares causan violencia estructural.  Porque no son solidarios con las verdaderas necesidades sociales y económicas de las personas que están sufriendo la crisis.

Share

3 comments

  1. […] que se saque por la venta de inmuebles del Ministerio de Defensa, donde las estimaciones de “ingresos” superan los 1000 millones de […]

  2. […] usufructo. d) Del derecho de propiedad.»  Aunque es ciertamente difícil cuantificar el ingente patrimonio inmobiliario, rústico y urbano, de los ejércitos (cuantificación que ni siquiera se ha conseguido con el PREPIDEF de […]

  3. […] los que buscaron vender bienes para conseguir recursos o comprar otros, tal como ya advertimos en otra entrada de este […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed