La justicia es a lo militar como la música a la música militar

Groucho+Marx+aka+Jose+Manuel+Zelaya.

Fuente: El País

Nos hacemos eco de una noticia que desvela la perversión que supone tener una justicia específica para militares e impartida por militares.

En el curso de un sumario sobre malversación de fondos públicos y falsedad documental, que se investigaba por una juez militar (lo que quiere decir que involucra a militares y a espacios militares) y que, tal vez por la gravedad de los hechos la propia juez había declarado secreto, la juez tuvo la brillante idea de decretar un registro de la base aérea de Getafe y una inspección ocular de la misma.

Esto ha sentado mal en el ejército y el Jefe del acuartelamiento de la Base Aérea de Getafe, el Jefe del Estado Mayor del Aíre y el propio jurídico militar han provocado injerencias en la investigación judicial, entorpeciéndola gravemente y presionando a la juez para que abandone sus pesquisas.

Informa El país que

la juez se personó en dos ocasiones en la base aérea de Getafe, el 3 y el 12 de junio, al frente de una comisión judicial y con una orden de entrada y registro que afectaba al acuartelamiento de la agrupación y a la Sección Económica Administrativa (SEA). Aunque había avisado de su llegada —a través del asesor jurídico del Mando General del Aire (MAGEN)—, primero se le impidió el acceso; y luego, se le conminó por parte del coronel para que le revelase sus propósitos.

No contentos con este desacato, la actuación del Coronel del centro fue mucho más desafiante y

el coronel la retuvo en un despacho, en contra de su voluntad, y no le permitió salir hasta que le dijo a dónde iba y qué buscaba

Además de esto, el Tribunal Militar Central ha expedientado a la jueza por pretender este registro y aparecer en el acuartelamiento sin avisar, lo cual, como poco, es algo ajeno a la más pura lógica y también a la tradición jurídica y legal civil, donde un juez, y más en unas diligencias secretas, puede decretar la inspección, registros o lo que le parezca mejor sin avisar previamente a los investigados.

En el caso de marras, la sanción que el Tribual Militar Central le imponga a la juez puede conllevar su inhabilitación  (lo cual a su vez será seguramente bien recibido por los investigados en este caso y bien leído como advertencia por el resto de los jueces de esta peculiar jurisdicción).

A su vez este Tribunal Militar Central ha archivado la denuncia planteada por la juez contra el mando militar por obstrucción a la justicia. Seguro que el mando cumplía órdenes, que hay jueces que tienen un sentido muy tiquismiquis de la idea de justicia, una idea ciertamente relajada y matizable en el ámbito castrense.

La jueza ha presentado un escrito de queja al Consejo General del Poder Judicial, pero si las cosas son como nuestra malintencionada manera de pensar señala, tendrá el mismo amparo que el juez que investiga a Blesa.

De todo este episodio se sacan algunas conclusiones:

  • La idea de independencia judicial, básica en nuestra tradición jurídica, es matizada por un reglamento disciplinario en el ámbito judicial y la juez debe supeditarse en sus investigaciones a la debida autorización de la autoridad militar «por supuesto».
  • La justicia militar ofrece en este sentido un campo abierto para la opacidad. No es lógico que a los militares se les permita una justicia propia, en la que son juez y parte, y llena de sombras.
  • El corporativismo militar, de nuevo, entra en escena en este caso, demostrando el mundo separado y ajeno a los valores civiles que es esta peculiar organización.
  • A estas alturas no sabremos si las investigaciones llegarán a buen puerto y se depurarán las responsabilidades que en casos de extrema gravedad, como los investigados, pueda haber y a sus autores, pero lo que sí tenemos claro es que en lo militar el criterio imperante tiene que ver muy poco con el criterio normal de la justicia civil.

Parodiando a Groucho Marx, este caso demuestra que la justicia militar es a la justicia como la música militar es a la música.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed