Arabia Saudí compra tanques Leopard a España y Qatar a Alemania

Doha+Night+Skyline

Fuente: Infodefensa

Alemania acaba de anunciar la venta de 86 carros de combate «Leopard II» a Qatar. Además de los más de 1.800 millones de euros que les va a suponer este negocio, los alemanes dicen que con el mismo pretenden dar estabilidad y defensa a la región y evitar tener que hacer en el futuro lo que los americanos en Afganistán o Libia.

Les pertrecha con estos tanques superofensivos para que los usen contra los supuestos enemigos y, con ello, nos hagan el trabajo sucio para mantener los intereses occidentales en la zona.

Recordemos que, con propósitos igual de loables, España va a colocar a Arabia Saudí (frontera con Qatar) 250 tanques Leopard  más, con lo que ya tenemos un mínimo de 336 tanques Leopard en la península arábiga.

Es de suponer que no sean las últimas ventas de este «producto» en la región: ya se sabe, si el de al lado tiene, el vecino también quiere. Si hacemos caso de los datos del SIPRI, es precisamente esta región la que actualmente más se está rearmando del mundo.

Pero en realidad ¿Qué supone este rearme europeo de la región?

  • Primero, la posibilidad de uso de la fuerza militar (cada vez más fuerte en los países de la península arábiga) en contra de las expectativas de justicia y de libertad de sus pueblos. Recordemos que la inmensa mayoría de estos países se rigen por la ley Wahhabi y son autocracias del peor pelaje.
  • Segundo, la posibilidad de uso unos contra otros. Recordemos que los diferentes estados de la región, a pesar de sus excelentes relaciones con occidente por motivo de sus negocios petrolíferos, no están precisamente bien avenidos entre sí.
  • Y tercero, la utilización conjunta contra el otro gran enemigo de occidente, Irán, que se encuentra al otro lado del mar. Este escenario, nada improbable, puede desencadenar una de las peores guerras previsibles y, probablemente, la globalización de la guerra a todos o la mayoría de los países del globo, al tocar los suministros de petróleo, hoy casi indispensables.

De modo que se comprueba a qué se refiere la estrategia de Alemania y de Occidente para «contribuir a la paz y estabilidad de la región»: rearmar a todos con la idea de que no usarán las armas, argumento militar que forma parte de una de las doctrinas militares más usuales y falsas que conocemos. El rearme hasta la fecha implica enormes esfuerzos de gasto militar en detrimento del gasto social, y acaba en guerra e inestabilidad, no en paz.

¿Es eso lo que quiere Occidente? Da la impresión que sí.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed